26 de Sep de 2022

Política

Juristas reiteran su rechazo al proyecto 438

PANAMÁ.. Juristas reiteraron ayer en el Colegio Nacional de Abogados su rechazo al proyecto de ley 438 —que modifica algunos artículos d...

PANAMÁ.. Juristas reiteraron ayer en el Colegio Nacional de Abogados su rechazo al proyecto de ley 438 —que modifica algunos artículos del Código Judicial— y que fue presentado el pasado 12 de marzo por el magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna.

Carlos Lee, de Alianza Ciudadana, señaló que ‘representa una pérdida de tiempo’ discutir este proyecto debido ‘a las incoherencias jurídicas de su contenido’.

Lee agregó que en lugar de seguir dándole importancia a este proyecto se debería aprobar la Carrera Judicial.

La reunión se extendió por más de una hora y el presidente del Colegio Nacional de Abogados, César Ruioloba, decidió escuchar todas las posiciones de los gremios para después, junto con su Junta Directiva, adoptar una posición final.

Ayer el sector jurídico del Panameñismo envió un comunicado en el que expresaron sus reflexiones finales sobre el controversial proyecto.

Este colectivo resaltó que es innecesario introducir en este momento este tipo de iniciativas judiciales, ya que el proyecto en mención le otorga más control a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, sacrificándose la independencia judicial.

El partido Panameñista expresó su clara inclinación en la búsqueda de un liderazgo que implique predicar con el ejemplo; que permita recobrar la confianza y la legitimidad de la suprema y delicada función de juzgar a hombres y decidir su futuro través de mayor transparencia de los fallos.

Más temprano, el magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, lamentó la percepción negativa que le han dado algunos juristas al proyecto 438, ya que —a su criterio— lo que busca es adecentar el sistema de administración de justicia para que se administre de una manera más rápida, alejada de la corrupción.

Moncada Luna negó que se pretenda instaurar un estado policíaco en el país, ya que las autoridades policiales, como los corregidores, serán los que autoricen allanamientos.