Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Política

Diputados de CD están a punto de declararse la guerra

El proyecto de pensiones alimenticias ha llevado a un ‘dimes y diretes’ entre dos diputados de la misma bancada.

El proyecto de pensiones alimenticias ha llevado a un ‘dimes y diretes’ entre dos diputados de la misma bancada.

La diputada Marylín Vallarino, de Arraiján y Marco González, de San Miguelito, están a punto de declararse la guerra.

El proyecto que da protección a los niños panameños aún no se aprueba y del punto 7 está ahora en el 19, pero ambos diputados del partido gobernante Cambio Democrático (CD) se han dicho calificativos como "da vergüenza" y "desesperada".

Vallarino, presidenta de la Comisión de la Mujer de la Asamblea Nacional, respondió a unas acusaciones de González, quien declaró que ella está ofendiendo a los diputados que deben aprobar la ley y usa el proyecto para desquites personales y frustraciones.

"Lo que estoy viendo en la colega diputada es que tiene una desesperación, ella quiere agarrar a alguien. Alguien le ha hecho algún daño a alguien de su familia, no sé, ella está desesperada de que le aprueben ese proyecto", dijo González en Radio Panamá.

Sin embargo, la diputada acusó a su colega de no pagar las pensiones alimenticias de su familia.

"Es un irresponsable este señor que tiene pretensiones de ser presidente de la Asamblea", precisó.

Vallarino lamentó que la participación de González interfiera en la aprobación de proyectos dentro de la Comisión que vela por los derechos de niños panameños.

"Me da vergüenza que tengamos a una persona como vicepresidente hoy día y que piense de esta manera".

Y es que González, primer vicepresidente en la Junta Directiva del Legislativo, salía a responder críticas de la diputada que el miércoles 11 de abril reprochó a esa Junta Directiva, porque alejó más el proyecto de una cercana discusión, incluso calificó el hecho de "burla".

"Sean tan hombres para aceptar si no quieren el proyecto, pararse aquí y decir: yo no quiero el proyecto de ley de pensión alimenticia por esto y esto", fustigó.

En agosto de 2011, Vallarino se enfureció porque su colega Noriel Salerno, entonces jefe de Bancada del CD, presentó una propuesta y bajó de segundo a primer debate el documento.

"Cada vez que se prende la luz y salen las cucarachas huyendo, así mismo ellos hacían, cada vez que se hablaba de las pensiones alimenticias salían huyendo", les recriminó esa vez.

Para los padres que no pagan pensiones, se contemplan sanciones como prisión, quitarles la licencia de conducir, publicar sus nombres en los medios de comunicación social y que aparezcan en la Asociación Panameña de Crédito (APC).