Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Política

FEDECAMARAS hace llamado a mantener el respeto en Colón

Frente a los acontecimientos que se han desarrollado durante la última semana en la provincia de Colón, la Federación de Cámaras de Com...

Frente a los acontecimientos que se han desarrollado durante la última semana en la provincia de Colón, la Federación de Cámaras de Comercio de la República de Panamá (FEDECAMARAS) hizó este jueves 25 de octubre un llamado a todas las Fuerzas Vivas del país para mantener un ambiente donde impere la tolerancia, la cordura y el respeto.

Eso con el fin de que se concreten los espacios de entendimiento que permitan atender y resolver el conflicto que se ha generado como resultado de lo actuado en relación con la Ley 72 que permite la venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón.

"Mantenemos nuestra disposición de contribuir en todo lo necesario para lograr los mejores intereses para la provincia de Colón y para el país", señala un comunicado.

La FEDECAMARAS dijo aspirar que con la mediación de la iglesia, se den las condiciones propicias para el inicio del diálogo lo antes posible, derogando la Ley 72 de 2012, con el objetivo de buscar las soluciones a los problemas que históricamente han afectado a la provincia de Colón y retomar el camino de la tranquilidad y estabilidad nacional.

Reiteró lo manifestado desde un inicio, en el sentido de que la venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón impactan el patrimonio nacional y que, por tratarse de activos del Estado, la decisión debió ser producto de un debate desapasionado, el cual no se produjo.

"La falta de consulta y consensos en cuanto a la Ley 72 de 2012, no obstante el propósito de facilitar oportunidades para la modernización de esta importante área económica, ha provocado el rechazo generalizado de la ciudadanía".

La FEDECAMARAS rechazó el impacto negativo y creciente de este conflicto que viene generando innecesarias tensiones, reacciones violentas e irreparables pérdidas de vidas, así como, sus repercusiones en el comercio internacional y la imagen del país y que, además, conlleva afectaciones a la educación de los niños y jóvenes