Temas Especiales

26 de May de 2022

Política

Súbita reacción a pulseo en el CD

PANAMÁ. Dentro de Cambio Democrático (CD) la carrera presidencial ha comenzado a lanzar sus primeras llamaradas entre las dos corrientes...

PANAMÁ. Dentro de Cambio Democrático (CD) la carrera presidencial ha comenzado a lanzar sus primeras llamaradas entre las dos corrientes internas del colectivo.

Por un lado está la corriente conformada por los ministros José Raúl Mulino, Jorge Ricardo Fábrega, Alma Cortés, Roberto Henríquez, Ricardo Quijano y Rómulo Roux, mientras que en el otro lado están los titulares Frank De Lima, Guillermo Ferrufino, José Domingo Arias, Salo Shamah, Lucy Molinar, Giselle Burillo y Jaime Ford.

LA PRIMERA ESTOCADA

Fuentes ligadas a este colectivo explicaron que la primera baja se registró con el ministro Guillermo Ferrufino, quien tuvo que declinar a sus aspiraciones presidenciales.

La segunda se observó ayer, cuando el presidente de la República, Ricardo Martinelli, dijo que no aceptará la solicitud de licencia sin sueldo a los ministros Giselle Burillo y Frank De Lima.

Su mandato fue claro: ‘el que quiere correr como candidato tiene que renunciar’, advirtió.

El jefe del Ejecutivo fue enfático al señalar que si ambos desean mantener sus aspiraciones a una candidatura presidencial para las primarias de CD, tienen que renunciar, esto a pesar de que semanas atrás se había planteado como viable la opción de pedir una licencia para que los ministros que aspiraban a ser candidatos presidenciales pudieran dedicarse a sus campañas políticas.

Repentinamente, el presidente Martinelli —en una declaración más que se añade a su lista de contradicciones— fundamentó su planteamiento en que no desea que se mal interpreten las licencias y se llegue a pensar que se están usando fondos del Estado.

LA PRESIÓN DE LOS MINISTROS

La génesis de este revés está relacionada con el pulseo o presión que la primera corriente de ministros manifestó a Martinelli.

Cabe señalar que en este grupo se encuentra el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, quien a pesar de ser el primero en anunciar sus aspiraciones presidenciales, aún no se ha postulado.

Recientemente, Fábrega hizo alusión al adagio de que la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo. ‘Si decides ir a un torneo electoral, lo correcto es renunciar para que no quede duda de que lo haces con tus recursos, pero no beneficiándose de ninguna manera del uso del cargo’.

Al parecer el grupo al que pertenece el ministro Fábrega no está de acuerdo con que sus colegas, ahora precandidatos presidenciales, se acojan a una licencia, porque esto los coloca en una posición ventajosa frente a los otros que sí renunciaron a sus cargos, ya que cuentan con toda la infraestructura del Estado a su favor para poder impulsar su candidatura.

Hasta ahora solo cuatro ministros se han postulado como candidatos presidenciales: José Domingo Arias, Giselle Burillo, Frank de Lima y hoy lo hará Rómulo Roux. De estos, dos pretendían solicitar licencia y dependiendo del resultado, volver o no a la institución: Burillo y De Lima.

EL CAMBIO DE LAS REGLAS DEL JUEGO

La primera que reaccionó a la decisión del Ejecutivo fue la ministra Burillo, quien aseguró que a pesar de que tenía la autorización de licencia sin sueldo del Presidente, ‘si las reglas del juego cambiaron’ tendrá que presentar su renuncia. La Estrella intentó contactar a De Lima, pero no contestó las llamadas a su celular.