Temas Especiales

15 de Apr de 2021

Política

Ngäbes evaluarán nuevas estrategias

PANAMÁ. El Movimiento 10 de Abril (M-10) está decidido a luchar hasta lograr la suspensión definitiva del proyecto hidroeléctrico Barro ...

PANAMÁ. El Movimiento 10 de Abril (M-10) está decidido a luchar hasta lograr la suspensión definitiva del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco.

Mañana Sábado de Gloria se reunirán la Coordinadora Ngäbe Buglé, el Congreso General y los dirigentes del M-10 para unificar criterios y definir cuáles acciones tomarán.

La vigilia que desde hace más de un mes mantienen los dirigente ngäbes en la comunidad de Viguí ha sido suspendida por estos días en que la comunidad indígena también conmemora la Semana Santa.

Sin embargo, a partir de la próxima semana reiniciarían con cierres de calles, entre otras iniciativas que deberán acordar en la reunión de mañana.

Ricardo Miranda, dirigente del M-10, precisó que en las comunidades de Kiad, Quebrada de Caña y Nuevo Palomar —ubicadas en las áreas anexas de la comarca Ngäbe Buglé— la preocupación ha dejado de ser latente y se ha convertido en una constante.

‘El proyecto avanza a pasos agigantados, la gente siente que dentro de poco tendrán que salir de sus hogares’, expresó Miranda.

La preocupación se profundiza más cuando las autoridades del gobierno les han manifestado que no pueden solicitarle a la empresa la suspensión del proyecto Barro Blanco porque esto no estaba en los acuerdos pactados.

Ha sido el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, quien en reiteradas ocasiones ha sustentado que según lo pactado solo hace falta que se realice el peritaje independiente al proyecto hidroeléctrico.

¿QUÉ DICE EL ACUERDO?

Según el acuerdo firmado en la mesa del diálogo el 15 de marzo de 2012, las autoridades de la comarca, la Coordinadora Ngäbe Buglé y el gobierno se comprometieron a realizar un peritaje independiente sobre los puntos en conflicto. Dicho peritaje deberá ser realizado por profesionales de reputación y prestigio internacional.

Hace dos semanas, los ngäbes reunidos en la sede de la ciudad de Panamá de la Organización de las Naciones Unidas con el gobierno acordaron establecer los términos de referencia bajo los cuales se realizará el peritaje independiente.

Se trata de un grupo de especialistas que medirán el grado de afectación que tendría el proyecto hidroeléctrico.

LOS TRABAJOS PREVIOS AL PERITAJE

Y aunque la fecha para el desarrollo del peritaje no está definida, antes de que los peritos entren al lugar del conflicto las partes involucradas tendrán que realizar un reconocimiento preliminar en el área, se hará una simulación del flujo de agua de la cota 103-108 metros sobre el nivel mar ante una posible crecida del río, un diagnóstico rural participativo orientado a identificar y precisar las necesidades de las comunidades con respecto al mantenimiento del cuerpo de agua como fuente para la economía y subsistencia, cohesión social y sitios de valor cultural.

También se deberá identificar y valorar los servicios ambientales: bosques de galería, fauna acuática y terrestre del área del embalse del proyecto hidroeléctrico, identificación y valoración del impacto directo e indirecto en las comunidades ngäbes y campesinas.