Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Política

Signos de división interna en el CD

En una votación secreta, más de la mitad de la bancada se mostró en contra de una decisión que había tomado la dirigencia del partido

A menos de seis meses de haber dejado el control del Estado, lo que parecía difícil de concretarse está empezando a tomar fuerza. El control hegemónico que mantenía Ricardo Martinelli sobre su creación, Cambio Democrático (CD), empieza a debilitarse.

El primer campanazo lo dio Iván Montalvo, un miembro poco conocido del CD, quien en una entrevista en el ‘Polígrafo’ de La Estrella de Panamá hizo severas críticas a la dirigencia del partido y hasta se atrevió a pedir la renuncia de sus directivos.

En sus 15 años de existencia, nunca se le había ocurrido a algún miembro del partido. Desde 1998, fecha de la creación del partido, Martinelli, además de inspirador de CD había sido su máximo y único líder, sin mayor reparo había dicho Alma Cortés, subsecretaria general de CD.

Desde afuera, políticos adversos como Pedro Miguel González han señalado que, a diferencia del PRD, Cambio Democrático es un partido con dueño: Martinelli. Y lo definió como ‘la única persona’ que decide en él.

Las cosas están cambiando y están surgiendo quienes se atreven a desafiar el liderazgo de Martinelli.

LA BANCADA CD

Cambio Democrático cuenta con una de las bancadas legislativas más numerosas. Hasta el miércoles pasado, tenía 21 miembros. Ese día se incorporó Carlos Afú, quien el 16 de noviembre reconfirmó su triunfo del 4 de mayo y se consolidó como diputado del CD en el circuito 7-1 de Los Santos.

Los hombres más fieles en la bancada del CD son Mario Miller y Fernando Carrillo. Otros que parecían cercanos a Martinelli están tomando distancia o al menos se atreven a desafiarlo.

En efecto, así sucedió el pasado miércoles, cuando se eligió al contralor y al subcontralor de la República. Martinelli había dicho que la bancada votaría en bloque, todos por el mismo candidato.

Así sucedió a la hora de votar por Federico Humbert, con excepción de Aris De Icaza, quien optó por su propio candidato, Napoleón De Bernard. Todos votaron por quien a partir del 2 de enero será el contralor.

Sin embargo, al elegir al subcontralor, no se mantuvo la decisión unificada. José Muñoz —hasta hace unos meses uno de los más cercanos a Martinelli— apoyó a Nitzia de Villarreal, del PRD. Lo mismo hizo el dos veces presidente del legislativo, Sergio Gálvez, y Vidal García. Todos ellos parte de un grupo que se conformó hace más de una década, cuando eran parte del Consejo Municipal de Panamá.

24 HORAS ANTES

La decisión del candidato al que apoyaría Cambio Democrático para la Contraloría se tomó el día anterior a la votación. Fue en una reunión encabezada por el propio Martinelli en la sede de la bancada en la Asamblea.

Pero la cita no fue precisamente en los mejores términos. Para empezar, Martinelli no estaba invitado. Se presentó de repente, luego que trascendió en las redes sociales que en el encuentro estaban el diputado José Luis Varela —hermano del presidente de la República— y Adolfo Valderrama, presidente de la Asamblea.

Por problemas de tráfico, la llegada de Martinelli se retrasó. Tanto Varela como Valderrama se habían retirado cuando él llegó.

El ingreso de Martinelli al salón donde se desarrollaba sorprendió a los mismos diputados.

Las primeras palabras del expresidente fueron para advertir el rechazo que debían dar a Humbert, propuesto por el Ejecutivo. Inmediatamente señaló las razones: no se puede apoyar a la figura del Ejecutivo ‘porque ese mismo será quien nos va a investigar’.

Algunos diputados se mostraron decididos a apoyar a Humbert, por lo que se sometió a votación.

La sorpresa fue para muchos. De 21 diputados, 14 votaron de manera secreta a favor del apoyo a Humbert, seis se opusieron y uno se abstuvo.

Al conocer los resultados, Martinelli no ocultó su disgusto, pero minutos después, aceptó la decisión y en buenos términos señaló que lo único que quedaba era que todos apoyaran una sola opción.

Al final, Martinelli atendió a los medios. Su declaración fue precisa. ‘Cambio Democrático votará en bloque, no hay candidato, pero todos votarán como uno solo al momento de elegir’.