Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Política

Los extraños movimientos del plazo fijo de Benavides

Por ejemplo, entre noviembre de 2011 y mayo de 2012, el magistrado de la Sala Tercera incrementó su cuenta en $40 mil

La cuenta de plazo fijo 05343 que el magistrado Víctor Benavides mantiene en el Banco Nacional de Panamá (BNP) deja las primeras pistas del supuesto enriquecimiento injustificado por el cual la Asamblea lo investiga.

Un informe que ha presentado la defensa del juez a la oficina del fiscal Jorge Alberto Rosas revela renovaciones que podrían ser consideradas excesivas si se le compara con los ingresos que recibió en concepto de salario, la jubilación y una entrada que percibe el magistrado Benavides por el alquiler de un apartamento en Chanis.

Por ejemplo, entre noviembre de 2011 y mayo de 2012, el magistrado de la Sala Tercera incrementó su cuenta en $40 mil, con un promedio mensual de $6,600. En ese periodo recibió $7,754.98 por mes en salarios. Es decir: tendría que haber ahorrado cerca del 85% de su salario para poder haber hecho esos aportes a la cuenta de plazo fijo.

¿Cómo podía hacerlo? es la pregunta del millón. Según el informe patrimonial firmado por el magíster Saúl Tejada, para entonces el magistrado Benavides no percibía dinero por la renta de un apartamento que posee en Chanis –y del cual se mudó en 2010, al adquirir otro en Obarrio, hipotecado aún—. El magistrado tampoco estaba jubilado. Es decir, que no contaba con estos ingresos adicionales a su salario.

Sin embargo, al cabo de esos seis meses su plazo fijo quedó en $150 mil, $70 mil más de los que tenía cuando abrió la cuenta en 2005.

REBASANDO EL UMBRAL DE LOS $300 MIL

Pero lo más llamativo vino después: entre mayo del 2012 y mayo del 2013, la cuenta duplicó sus activos. De $150 mil pasó a $304 mil, en ese período el magistrado reconoce haber ganado intereses por $655.

Para llegar a ese monto en un año el magistrado debía ahorrar en promedio $12,800 mensuales. Es decir, $5 mil más de lo que la Corte le pagaba.

Su defensa alega que para entonces tenía más ingresos: $2,500 mensuales por jubilación (desde 2013) y $700 por alquilar su propiedad en el barrio de Chanis. Esto, sin embargo, no logra que las cuentas cuadren. Por la renta percibió $8,400 y por su retiro, a mayo de 2013, apenas $2,500.

Es decir, entre mayo de 2012 y 2013, el magistrado incrementó su plazo fijo en $154 mil, cuando sus ingresos sumaron $103,948. Quedan sin justificar $46 mil.

EL ÚLTIMO PARAJE

En el 2014 las cosas fueron más drásticas. Entre mayo y agosto el plazo fijo aumentó de $364 mil a $424 mil; es decir, $60 mil por mes.

Para entonces. El magistrado percibió $1,950 de alquiler, a razón de $650 por mes (lo abarató en $50).

También percibió $7,500 en jubilación. Ganó $10,900 por mes, $50 mil menos de lo que ahorró.

Con este monto el fiscal decretó su aprehensión. La subcomisión de garantías lo aceptó. Rosas sostiene que hubo, incluso, manejo de dinero en efectivo.

El exseguridad de Benavides, Vicente Caballero, ha develado que hasta 2010 él hizo los abonos, siempre en billetes. El dinero, explica, salía de una red de venta de fallos judiciales.