Panamá,25º

05 de Dec de 2019

Política

Cortizo dice que revisará polémico contrato de gran mina de cobre de Panamá

Cortizo criticó la prórroga firmada por la administración del presidente Juan Carlos Varela, y dijo que el Gobierno trató de darle seguridad jurídica a la mina con un proyecto de ley presentado "a tambor batiente"

Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá 2019-2024.

El presidente electo de Panamá, el socialdemócrata Laurentino "Nito" Cortizo, dijo este miércoles que revisará "cláusula por cláusula" el cuestionado contrato firmado entre el Gobierno saliente y una compañía canadiense para la explotación de una gran mina de cobre en la costa caribeña.

"El contrato (con) Minera Panamá sí se va a revisar, obviamente hay que revisarlo, (pero) es una revisión que no tiene que tomar mucho tiempo", indicó Cortizo, quien asumirá el poder el próximo 1 de julio.

Las palabras del mandatario electo tienen lugar días después de que el Parlamento panameño rechazase un proyecto de ley presentado recientemente por el actual Gobierno para blindar la mina Cobre Panamá, luego de que el Supremo pusiera en entredicho la concesión otorgada en 1997 y prorrogada en 2017.

Cortizo criticó la prórroga firmada por la administración del presidente Juan Carlos Varela, y dijo que el Gobierno trató de darle seguridad jurídica a la mina con un proyecto de ley presentado "a tambor batiente" (con prisas).

"En el tema de la seguridad jurídica pueden tener la plena seguridad de que es un tema que respetamos, pero también la empresa tiene que respetar que tenemos el derecho como panameños de revisar cláusula por cláusula si se cumple o no se cumple (el contrato)", agregó en declaraciones a los periodistas.

Con un costo de construcción de 6.300 millones de dólares, la mina Cobre Panamá es el proyecto de inversión privada más importante de la historia del país y se ubica en el área de Donoso, a 200 kilómetros al noroeste de la capital, en la provincia de Colón.

La mina a cielo abierto, una de las más grandes de Latinoamérica, tiene previsto enviar su primer cargamento de concentrado de cobre en junio y exportar a pleno rendimiento 320.000 toneladas métricas, lo que en el mercado internacional equivale a 2.000 millones de dólares, el triple de lo que Panamá exporta en bienes actualmente.

El proyecto, desarrollado por la canadiense First Quantum Minerals y su subsidiaria Minera Panamá, ha empleado a más de 13.000 personas durante su construcción y se calcula que su contribución al producto interior bruto (PIB) de Panamá sea del 3 % el año que viene.

El Supremo panameño declaró inconstitucional el año pasado la ley que en febrero de 1997 avaló una concesión en Donoso para la extracción de oro, cobre y otros minerales, que fue otorgada a Minera Petaquilla, también de origen canadiense.

El fallo se dio en respuesta a un recurso presentado en 2009 por el ecologista Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) al considerar que el proyecto era lesivo para el Estado y para los recursos naturales del país.

La concesión de Minera Petaquilla, cuyos derechos recayeron tras varias ventas en Minera Panamá -de la que First Quantum posee un 90 %-, vencía en 2017, pero el actual Gobierno decidió prorrogarla 20 años más.

Tanto la propia First Quantum como la actual Administración panameña, que han pedido aclaración al máximo tribunal, defienden que la sentencia no afecta a la mina porque lo que se declara inconstitucional es la ley que se aprobó para dar seguridad jurídica al acuerdo y no la concesión en sí misma.