Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

‘Un tapaboca compita’

“Lo que en principio parecía algo histórico, término siendo histriónico”. El alcalde en un ataque de rebeldía pretendió minar los camino...

“Lo que en principio parecía algo histórico, término siendo histriónico”. El alcalde en un ataque de rebeldía pretendió minar los caminos de Balbina, llevándose por delante a Martín, atacando su incapacidad y la inoperancia de las políticas de seguridad de su propio gobierno, al cual aplaudió hasta pasadas las 7 de la noche del día 7 de septiembre, cuando se dio cuenta de que Martín nunca había sido su amigo ni lo será.

En el afán mediático, y buscando la forma de apagar los capullos que se prendieron esporádicamente, varios legendarios del Partido Revolucionario Democrático (PRD) salieron al paso descartando el liderazgo de Navarro y cuestionándole el atrevimiento que había tenido contra el presidente Torrijos.

Por momentos me vino a la memoria el 7 de junio de 1987, cuando salieron las declaraciones de Díaz Herrera. Sólo que en aquella ocasión en vez de ofertas jugosas y reuniones del CEN ampliado, lo que nos dieron fue bala y palo.

Pero lo cierto es que a las declaraciones de parte, el alcalde se sale con que él habla con el dueño del circo, casualmente el que no lo ha querido atender y no con los payasos, que eran los detractores momentáneos. Las paradojas de la vida, resulta que al final terminó en una reunión de payasos, de donde salió con su respectiva nariz roja y con un tapaboca compita.

Hay que ver los acuerdos, con estos Navarro va a salir del PRD con un doctorado de acuerdos incumplido, pues él debe saber que jaló un gatillo que el PRD nunca toca, pues como dijimos, la última vez que se hizo, terminó con la creación de la cruzada civilista y el derrocamiento de la dictadura.

Pero sí debemos tener claro, la jugada de Navarro, si no la termina de ejecutar, se pueden dar por despedidas sus posibilidades internas, pues para los radicales no es de confiar.

Si por su silencio le prometieron, como dicen algunos medios, acuerdos jugosos o respaldos para próximas contiendas, desde ya debe entender que ni es el escogido, ni nadie de peso dentro del PRD lo acuerpará.

Su estructura municipal de por sí se ha ido desintegrando y con su sola actuación se ha visto el desprecio guardado que le tienen muchos perredés, que le han dado hasta con los taburetes.

Como dicen en Santiago, le han dado un tapaboca que no le dará por hablar más.

Lo peor es que su “rofeo” le saldrá caro, aún cuando ya él sabe que no tiene amigos dentro del PRD, estos mismos terminaran por sepultar sus aspiraciones presidenciales.

O hace lo que hizo Martín con “El Toro” o “ciao, papá”.

Así veo las cosas y así las cuento.

-El autor es abogado.roberto_ruiz_diaz@yahoo.es