Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Es Colón, y no Aspinwall

En la Biblioteca Luis Ángel Arango de Colombia, hay una obra cuyo primer capítulo lleva por título: “Aspinwall — El Ferrocarril de Panam...

En la Biblioteca Luis Ángel Arango de Colombia, hay una obra cuyo primer capítulo lleva por título: “Aspinwall — El Ferrocarril de Panamá”. Allí hay toda una presentación sobre el punto terminal del ferrocarril en el Atlántico, el cual identifica como ciudad Aspinwall. Por ningún lado se habla de Colón, y en toda la relación expone a Aspinwall, como el nombre oficial de la ciudad.

Por ejemplo dice que: “la calle principal de Aspinwall presenta un aspecto raro: banderolas flotan en todas las casas como en una calle de Pekín, blancos, negros, chinos, gritan gesticulan y pelean; niños enteramente desnudos se revuelcan en el polvo y en el barro, cerdos y hasta corderos devoran innumerables inmundicias que los buitres contemplan con ojos ávidos desde los tejados, monos amarrados aullan, papagayos y cotorras lanzan gritos estridentes...”.

En otra, de las muchas partes, dice que el pabellón tricolor de la Nueva Granada flamea en una casa de Aspinwall, y que la población era extranjera, sin dejar de mencionar a los negros y mulatos que formaban la mayoría de la gente de Aspinwall, refiriéndose igualmente al hecho de que muy raramente los aventureros que venían a Aspinwall de todos los puntos del globo traían consigo a sus hijos y mujeres.

Jamás Aspinwall fue el nombre oficial de la ciudad de Colón. La investigación llevada a cabo —por nosotros— en 1986, justamente en Colombia, no ubicó ninguna fuente que diera fe del nombre oficial de Aspinwall a la ciudad de Colón.

En las memorias de Victoriano de Diego Paredes, documento importante, por cuanto, fue parte de la ceremonia de “fundación de la ciudad de Colón”, no hay señalamiento alguno que categóricamente registre como oficial el nombre de Aspinwall, pese a ser funcionario del servicio exterior de la Nueva Granada. La mención que hizo de Aspinwall al lugar, —en ese acto— fue por iniciativa de los accionistas de la compañía del Ferrocarril, y no por instrucciones del gobierno neogranadino.

Max Salabarría Patiño, en dos interesante obras, y con el manejo de fuentes muy serias, deja en claro que Aspinwall no fue el nombre oficial de Colón. Dice que: “Aspinwall estuvieron llamándola... más en el exterior que dentro del país... extranjeros de habla inglesa... estadounidenses y angloantillanos. Jhon Lloyd Stephens había bautizado la ciudad con el nombre de Aspinwall, pero los colombianos insistieron en llamarla Colón”.

Según la legislación colombiana de la época, las leyes, de 3 de junio de 1848 Orgánica de la Administración Municipal, y la de 22 de junio de 1850, número 2034 que modifica la anterior, se organizaba todo lo referente a la orientación, administración y gobierno Municipal.

Es de esta manera, que en virtud de las atribuciones que le daban esas leyes, la Cámara Provincial de Panamá expide una ordenanza el 10 de octubre de 1850, en donde autoriza la fundación de la ciudad, y su respectivo nombre de Colón, a solicitud de Mariano Arosemena Quesada. Fue sancionada el 12 de octubre del mismo año. Las ordenanzas eran de mandato y de cumplimiento obligatorio. Nadie más que esta instancia para ponerle nombre a la ciudad.

Como Aspinwall nunca fue el nombre oficial de la ciudad de Colón, debe revisarse esta aseveración que con marcada insistencia se hace en las escuelas y colegios.

-El autor es docente universitario.