Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Panamá es un país floreciente

Con orgullo testimoniamos nuestra realidad: Panamá es un país floreciente y es responsabilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas que ...

Con orgullo testimoniamos nuestra realidad: Panamá es un país floreciente y es responsabilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas que vivimos aquí, robustecer y defender esta condición.

Tenemos que continuar con el fortalecimiento en cuanto a la estructura democrática, seguridad jurídica, crecimiento económico, desarrollo de la transparencia, la rendición de cuentas, en fin, de todo aquello que coloca a nuestra República en el camino hacia el progreso y la superación.

En esta fecha en que conmemoramos el nacimiento del Hijo de Dios, época propicia para valorar todo lo positivo, la grandeza del mensaje de Jesús, de compartir, y, especialmente, de solidarizarnos con los más vulnerables, de ayudar al prójimo, de ser portadores de buenas acciones, de transmitir alegría y positivismo, llamamos la atención de nuestros compatriotas sobre la gloria que tenemos como país, pero también en lo mucho que cada uno de sus hijos podemos hacer para continuar este ascenso productivo en la espiral del progreso, para que de esa manera todos y todas podamos vivir con calidad.

La meditación a la que invitamos en estas fechas tan importantes también servirá para anticiparnos en el tiempo, es decir, en lo referente al período que se avecina, o el preámbulo a las elecciones generales previstas para el 3 de mayo de 2009.

Es importante prepararnos para discernir, en todo el sentido de la palabra, acerca de las propuestas electoreras sin sentido político, social y jurídico, las cuales ya proliferan y si no las analizamos, de seguro nos encaminamos a la equivocación, lo que podría resultar oneroso y con muchas afectaciones para el futuro, a pesar de un presente muy bien trabajado.

A pesar de la fluidez en la información, lograda a través de diversos medios, existen distorsiones en las propuestas presentadas por algunos candidatos y agrupaciones políticas, lo cual podría conllevar a confusiones y a desaciertos por parte de la gran masa de electores que con entusiasmo acudirá a las urnas para escoger a los nuevos gobernantes, tal y cual es el ánimo de la colectividad panameña, demostrado durante cada época de vida republicana.

En la medida en que el país avance y se consolide la democracia, encontraremos más aliados de adentro y de afuera, el florecimiento continuará y todos recibiremos los beneficios positivos.

Por eso es que en estos momentos críticos, durante los cuales se hacen notorios los elementos básicos de un verdadero Estado de Derecho, no podemos sustraernos a esa realidad y mucho menos quedarnos callados ante quienes pretenden distorsionar el avance logrado por Panamá en los últimos cuatro años y que pronto veremos reflejado en el crecimiento del Producto Interno Bruto, así como en otros aspectos sociales, económicos, culturales, y demás, que conforman y participan en el día a día.

Con este optimismo de vivir en una nación floreciente, con total consciencia de lo que somos y seremos en el futuro inmediato, enfatizamos en la mente de los conciudadanos y conciudadanas, acerca de la necesidad de mantener la sensatez ante el cúmulo de propuestas en materia electoral, a fin de que no les permitamos a los falsos profetas alterar este ritmo de crecimiento, modernización, y de un mañana promisorio, por el contrario, respaldemos los logros alcanzados para beneficio de las presentes y futuras generaciones.

Nos despedimos con un ¡Feliz Navidad!

-El autor es presidente de la Asamblea Nacional.rrodriguez@asamblea.gob.pa