Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Artículo de Geraldine que refuerza mi tesis

En entregas anteriores sostuve la urgente necesidad de que el Gobierno disponga la creación de la Escuela de Pedagogía Familiar. En mi ú...

En entregas anteriores sostuve la urgente necesidad de que el Gobierno disponga la creación de la Escuela de Pedagogía Familiar. En mi último artículo cambié su denominación. En lo sucesivo será Docencia Familiar, por recomendación del distinguido profesor Ceferino Miranda Sobenis, docente andragógico, (adultos mayores). Oportuna recomendación.

Es mi propósito hoy destacar el interesante artículo de la Lic. Geraldine Emiliani, por los extraordinarios conceptos vertidos en su artículo “ Apego infantil de un adulto ”, que apoya en gran medida mi propuesta. No entraré en detalle sobre todos los conceptos, porque lo ha hecho magistralmente, haciendo honor a su talento, su capacidad y belleza.

He leído el referido artículo y compenetrado de sus conceptos, más llego al convencimiento de la necesidad imperiosa de que existan en Panamá las Escuelas de Docencia Familiar, en las que de seguro haría extraordinarios aportes la Lic. Emiliani, como experta conocedora de la conducta humana que es, precisamente en donde está el problema que hay que atacar mediante la creación de escuelas públicas y privadas.

En su artículo vierte conceptos que confirman la necesidad de conocimientos mínimos que deben tener los padres para enfrentar y evitar problemas mayores: Cito: “ Pero cuando la infancia ha sido dominada por una grave perturbación neurótica a partir de los dos años, que es cuando la personalidad comienza a formarse y sigue evolucionando hasta llegar al final de la adolescencia, entonces la situación es otra. De dos a cuatro años es la etapa en que el niño suele manifestar sus exigencias, por ejemplo a través del llanto, los gritos las pataletas ”. Y agrego: que el padre debe conocer y resolver por medio de conocimientos adquiridos al “ Volver a las Aulas ” en la búsqueda de las herramientas necesarias para educar a sus hijos como Dios manda. Esta nueva docencia debe ser obligatoria para padres y domésticas contratadas para atender infantes.

Adelante apunta la Lic. Emiliani: “ El niño cuando adulto va a manifestar ciertas conductas aprendidas (de sus padres o en el entorno, apunto yo) convirtiéndose en un sujeto egocentrista, narcisista, desafiante, soberbio, manipulador y hasta en un ser perverso ”.

Evitar las situaciones señaladas es el fin inequívoco de mi propuesta, al proponer la creación de las Escuelas de Docencia Familiar con urgencia, para evitar males mayores inmersos en todas las capas sociales. La sociedad se está perdiendo, rescatémosla. Si los padres conocieran las metodologías de enseñanza, podrían hacer una labor más eficiente, evitando aprendizajes nocivos que dejan secuelas y traumas, como señala la Lic. Emiliani. Sería interesante conocer sobre los dos primeros años.

*Empresario.juramor777@hotmail.com