Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los cambios que se imponen

Después de la entrega anterior, debo agregar consideraciones de vital importancia, para ello traigo a colación nuevamente en este escrit...

Después de la entrega anterior, debo agregar consideraciones de vital importancia, para ello traigo a colación nuevamente en este escrito el ejemplo de la Carretera Interamericana, en donde la obra pertenecía a los Estados Unidos en un 85% y a Panamá en el 15 por ciento restante.

No es posible que en un ministerio se levante el pliego, se convoque a licitación, se firman los contratos, se realiza la obra y también la “ inspección ” y finalmente todas las jugarretas bajo la mesa con los sobre costos, los contratos adicionales y sabe Dios cuántas jugadas más se seguirán dando, mientras subsista este sistema propicio para la corrupción.

Es como si al construirse un edifico, el propietario le dijera al contratista: “ te voy a pagar tanto para que la inspecciones ”, el contratista se daría banquete. Basta conque la inspección esté en el mismo ministerio o institución para que se hagan los de la vista gorda con la mala calidad de los materiales, las cantidades menores de las que establece el contrato, para que corra el dinero por debajo de la mesa en forma indiscriminada en abierta burla a la Ley y al pueblo panameño y al final salen millonarios e impunes.

Por todo lo expuesto, las inspecciones deben salir del ceno de los ministerios y de las instituciones descentralizadas. Cabe observar que en esto juegan un papel preponderante empresas privadas corruptas, que se prestan para todo tipo de bribonadas.

Retornando al ejemplo expuesto: Carretera Interamericana es el nombre de la infraestructura vial, pero también fue el nombre de la entidad que tenía a su cargo la inspección de la obra.

Por haber trabajado en varios proyectos de dicha carretera, puedo afirmar categóricamente que la inspección se realizaba con absoluta seriedad, de allí que un organismo como el que propongo, es lo que se debe crear en Panamá.

El Ingeniero Laurencio Guardia fue jefe en uno de los proyectos de la Interamericana (Guigala—Frontera), quien podría corroborar el aserto de mis palabras en cuanto a la seriedad con que se procedía. Yo fui funcionario de la empresa privada por aquellos días.

Debo agregar que para esta nueva Autoridad se requerirán pocos fondos adicionales a los ya existentes.

Existe la disponibilidad presupuestaria y, por lo tanto, no es una erogación más que hará el Estado, pero, de incurrirse en costos adicionales, esta nueva Autoridad con la proyección que se vislumbra bien los valdría, porque por el contrario, ésta producirá ahorros significativos en las obras, y además de la inspección realizada en estas, podría tener las funciones de control de los precios de los materiales en plaza, inspección en las fechas oportuna para las entregas.

*Empresario.juramor777@hotmail.com