Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Hasta cuándo ‘yes man’?

Antes que todo, pido disculpas por usar términos en inglés (anglicismos) en el decurso de este artículo. Me veo forzado a emplearlo, por...

Antes que todo, pido disculpas por usar términos en inglés (anglicismos) en el decurso de este artículo. Me veo forzado a emplearlo, porque es lo que folclóricamente más se entiende para destacar la complaciente genuflexión de algunos altos directivos, que llevan sobre sus hombros la responsabilidad de salvaguardar los bosques de Panamá del desaforado urbanismo, en menoscabo de nuestros parques nacionales y sus áreas de amortiguamiento.

Con estupor, me enteré de la noticia aparecida en el diario La Prensa, el sábado 28 de agosto, del periodista, José Arcia, donde señala ‘La sala tercera declara legal una resolución de la ARI, por la cual se adjudica lote cerca del Parque Camino de Cruces, resolución No 01-04 del 8 de enero de 2004 a favor del lote No-35 para proyectos urbanísticos’.

Pero lo más indignante es la postura de la ANAM, de no asumir responsabilidad alguna en defensa de los bosques de Clayton, que debieron revertir al Parque Camino de Cruces una vez retirada la última estaca colonialista. Es un desparpajo también por parte de la ANAM escudarse tímidamente bajo el criterio de que el lote de selvas que será urbanizado está fuera de los límites del parque. ¿Acaso no saben los directivos de la ANAM que cada quinquenio aparecen nuevas leyes que modifican los linderos del parque?

En lo personal, no veo en la entidad rectora de los recursos naturales del país el que surjan voces técnicas y científicas recomendando y deteniendo todo proyecto que atente contra la cobertura boscosa y el ambiente.

En cierta ocasión, un funcionario de la ANAM me respondió en el transcurso de un acalorado debate que ‘nosotros, la ANAM, somos una entidad de gobierno y no podemos decirle ‘no’ al propio gobierno, cuando éste, no importa qué parcela de bosque o de área protegida, nos pida para la realización de tal o cual proyecto’.

Yo ahora respondo, ¿hasta cuándo ‘yes man’?

*EXPLORADOR Y CONSERVACIONISTA.