22 de Feb de 2020

Avatar del Jorge Luis Macías Fonseca

Jorge Luis Macías Fonseca

Columnistas

Idea histórica del Puerto Libre

Columna de Opinión

El interés de la Cámara de Comercio de Colón y la AU por el Puerto Libre de Colón, obliga a realizar un recorrido histórico sobre el andar de la idea del Puerto Libre.

El 20 de enero de 1917 surgió la idea del Puerto Libre por carta enviada por el norteamericano residente en Colón W. C. Hawkins al presidente, Ramón Maximiliano Valdés, donde indicaba la posibilidad de implementarla con la ayuda EE. UU.

El 3 de abril de 1958, el gobernador de la provincia, José María González, planteó la tesis de convertir todo Colón en un Puerto Libre, lo que motivó que el Consejo Municipal desarrollara una acción de consulta pública que provocó que algunos diarios de circulación nacional emitieran conceptos favorables a la idea, mientras que posiciones de distinguidos ciudadanos y profesionales mostraron preocupación por la no claridad sobre el proyecto, a tal punto que el Consejo Municipal de Colón solicitó a la Cámara de Comercio y en su momento al Consejo Nacional de Economía que definiera el concepto de puerto libre.

En 1972, la Cámara de Comercio de Colón, estimulada por un Comité Pro Puerto Libre y por la APEDE, Capítulo de Colón, promovió un estudio de factibilidad a través de Brenes, Pop y Cía y Arthur D. Little International, los cuales presentaron en 1979 un estudio valorado en B/. 80,000.

Sobre este particular, sostiene Raúl Alberto Leis: ‘La idea de Puerto Libre aflora sobre todo en periodos de depresión económica en Colón. Ahora estamos en uno de esos periodos y ya funciona un Comité Pro Puerto Libre engendrado por la Cámara de Comercio. Esgrimen un estudio de factibilidad que costó 80 000 dólares (80 veces más que lo que pagó hace más de un siglo la Cía del ferrocarril-EE.UU. a Daniel George para comprar la isla de Manzanillo). Este estudio contiene cuatro opciones o modalidades de Puerto Libre que pueden resumirse en dos: Ciudad Libre o Desarrollo Restringido. ‘Curiosamente’ la Cámara de Comercio parece inclinarse por la alternativa que no recomienda el estudio (ciudad libre) y que es la peor de las dos’.

El proyecto abanderado por la Cámara de Comercio de Colón fue rotundamente rechazado por los sectores organizados: Suntracs, Asociación Federada del Colegio Abel Bravo, Partido Revolucionario de los Trabajadores, Unión de Trabajadores del Petróleo, etc.

En 1992, la idea toma un nuevo impulso. Sostiene Max Salabarría: ‘Curiosamente las organizaciones obreras que tan ruidosamente se habían opuesto en 1979 al proyecto Brenes Pope y Cía-Artur D. Little International hicieron mutis. Los nuevos movimientos populares independientes MODESCO y FRASCO, que habían tomado la bandera de las reivindicaciones sociales, consideraron que el puerto libre contribuiría a solucionar el problema del desempleo y le dieron su apoyo y llegó el momento en que el legislador Fernández presentó un proyecto de ley en la Asamblea para establecer el puerto libre’. Así la Ley No. 29 de 31 de diciembre de 1992, establece el puerto libre para Colón.

Hoy, a 22 años de esa Ley, vuelven la Cámara de Comercio y la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón a plantearse su implementación. La pregunta es sencilla: ¿por qué?

*DOCENTE UNIVERSITARIO.