15 de Ago de 2022

  • Belisario Herrera A.

Columnistas

¿Remón procuraba un nacionalismo?

"Esa solicitud cumplida hacia el pueblo panameño, lo tentó para candidatizarse a la Presidencia de la República en mayo de 1952.."

La tarde del 10 de mayo de 1951 el pueblo estremeció las alambradas que rodeaban el Cuartel Central de la Policía para exigirle a Remón en su condición de Comandante en Jefe del primer instituto armado que derrocara al Presidente Arnulfo Arias Madrid por sus constantes arbitrariedades y haber derogado la Constitución de 1946 e impuesto la de 1941 aunque sin éxito como lo registra la historia, ya que el clamor del pueblo evitó que se materializara y con su derrocamiento quedaron libres los presos políticos. Claro que el Coronel José Antonio Remón Cantera estuvo vacilante dentro de las horas de la tarde del 9 de mayo para tomar una decisión sobre lo que se demandaba que Arnulfo Arias no podría permanecer en el poder, pero la resistencia era de tal magnitud que efectivamente el dictador fue derrocado cuando la Policía Nacional se tomó con las armas en la mano el Palacio de Las Garzas y Arnulfo fue tomado prisionero y conducido a la Cárcel Modelo y luego juzgado por la Asamblea y despojado de todos sus derechos políticos.

Esa solicitud cumplida hacia el pueblo panameño, lo tentó para candidatizarse a la Presidencia de la República en mayo de 1952, tomando posesión el primero de octubre de ese mismo año tras un escandaloso fraude electoral contra su oponente Roberto F. Chiari que representaba la Alianza Civilista.

En plena guerra fría, Remón inició su administración decretando fuera de ley al Partido del Pueblo y a todo elemento que ideológicamente de izquierda, entre ellos los primeros destituidos de los colegios secundarios fueron los profesores Hugo Víctor, César De León, Xeni Molino, Francisco Changmarín y muchos otros lo que provocó que explotaran muchas protestas a lo largo del país, principalmente en la ciudad de Santiago de Veraguas, asiento de una gran rebeldía, prestándose para ello su Ministro de Educación Rubén Darío Carles. Todo ello ocurrió en los inicios para su toma de posesión el primero de octubre de 1952. Sin embargo, en medio de este clima de reproche popular, astutamente elevó el pendón del nacionalismo y convocó a la mayoría de los ex presidentes de la República para que lo acompañaran en esa causa sicológicamente muy sensitiva a tal punto que logró una concentración enorme que tituló Cita con la Patria en la Plaza 5 de mayo, con un mensaje claro de que nuestro país no quería millones, ni limosna, refiriéndose a los Estados Unidos, sino justicia en el sentido de que exigiría una mayor anualidad del Canal y que acabaría con la competencia desleal de los Comisariatos Zoneítas, aparte de que en materia fiscal los panameños en esa área tendrían que pagar el impuesto sobre la renta, sin ambages hablaba ya de un revisionismo de los tratados de 1903 y 1936.

A fin de no repetir lo que ya conocemos al respecto todos los panameños, Remón lo logró enfrentándose cara a cara con el Presidente Eisenhower y su Secretario de Estado Foster Dulles. Este rendimiento, en la Plaza de Santa Ana el 7 de octubre de 1953 lo ha cubierto de enigmas para que algunos intelectuales entendamos si Remón verdaderamente estaba dispuesto a convertirse en un verdadero nacionalista, cuando alevosamente fue asesinado el 2 de enero de 1955, en el Hipódromo de Juan Franco.

ABOGADO Y PERIODISTA