Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Mariela Arce Vda. de Leis

Columnistas

Recordando a Raúl Leis: En lo pequeño se ve lo grande

En los detalles se reflejan los valores y actitudes de las personas

En los detalles se reflejan los valores y actitudes de las personas. El diálogo entre vecinos para podar un árbol que reposa sobre un techo; un novio que no le habla vulgar a su novia; un nieto pendiente de su abuelo pues tiene que tomar su medicina; un doctor mirando la cuadrícula de su paciente para recordar que es alérgico. Todos estos ‘detalles' pueden hacer la diferencia entre una buena vida o el maltrato y la muerte.

Hace cuatro años que Raúl Leis Romero dejo su vida en este mundo, dejando sumida a su familia en una profunda tristeza y dando una maldita sorpresa a sus amistades en todo el mundo. Desde entonces, las muestras de respeto por su vida dedicada a la lucha por los derechos humanos y de los pueblos, a la producción literaria y a la educación, no han cesado. Raúl no solo nos dejó un patrimonio significativo en sus producciones intelectuales, sino que nos dio un ejemplo de vida a seguir. Era una persona que tenía la risa a flor de labios y se detenía en detalles que otras personas no veíamos, un ejemplo de esto es la siguiente anécdota que vivimos.

Era una mañana llena de sol del 97, luego de varios meses de arduo trabajo, nos sentamos por primera vez en el balcón de nuestra casa de Taboga. Los trabajadores estaban en su descanso y solo estábamos Raúl y yo contemplando el horizonte; la vista del mar, del morro y del pueblo era espectacular. Sin embargo, le dije: ‘Qué hermosa vista amor, ¡lástima que están esos cables de luz! En efecto, habían unos cables del tendido eléctrico frente al balcón, donde se posaban varios pajaritos y nos estaban mirando y cantando, como si nos dieran la bienvenida. Raúl sonrió y mirándome a los ojos con paciencia amorosa y con toda asertividad me responde: ‘¿Cuáles cables? Yo lo que veo son unos ¡porta pájaros!'.

Raúl era un hombre de fe, un hombre terco con la esperanza, ojalá que esa energía de Raúl llegue hasta estos días y se le haga justicia a este Hombre Bueno. Sería un precedente para dar un alto a la impunidad a esta violación cotidiana de los derechos humanos; aportaría a retomar la ética en una de las profesiones más nobles e importantes de la sociedad: la atención a la salud. Sería un paso hacia la justicia social a cientos de víctimas de la mala praxis médica en Panamá.

El Hombre Nuevo (fragmento. 1972)

Por: Raúl Leis R.

Nos toca el mañana: !Empecemos ya!

Vamos a buscar el Sol

Que abra los ojos de los durmientes

a llevar la justicia de Este a Oeste

de Sur a Norte

a todos lados

Sin fe ¿Cómo tomar el arado y clavar el surco en la Tierra?

¿Cómo levantarse y llenarlo todo de luz?

EDUCADORA, ECONOMISTA E INVESTIGADORA.