Temas Especiales

04 de Jul de 2022

  • Avatar del Genaro López

    Genaro López

Columnistas

La corrupción es cada vez más notoria

Estos Gobiernos han hecho gala de actos de corrupción claros en sus acuerdos de impunidad

La corrupción es un acto de PODER, que tiene, además, una perspectiva política que implica una alta discrecionalidad para actuar por encima de los derechos y las expectativas de los demás. La corrupción solo es posible porque existen oportunidades de intercambio mutuamente beneficioso para corruptos y corruptores. La corrupción, en la mayoría de los casos, se torna institucional.

Las instituciones públicas, en particular, deben servir a todos los ciudadanos bajo los principios de igualdad e imparcialidad, sin embargo, ha prevalecido la costumbre arraigada de personalismo y clientelismo en la que se fundamenta cada vez más el sistema político. Naturalmente, la corrupción no solo se manifiesta en el sector público sino también en el privado.

Hay que reconocer que el aumento en esa modalidad de delitos es coincidente con la implantación modelo neoliberal, y con el avance de los intereses de a quien él beneficia. El dominio de este pensamiento ha conducido un rol cada vez más determinante de los mercados en la sociedad y en la vida cotidiana de las personas. Hoy casi todo está en venta y se mueve por la lógica de la rentabilidad. Se impone una ‘tendencia corrosiva de los mercados que se han desligado de la moral, produciendo desigualdad y corrupción', tal como señala el profesor de ética Michael Sandel.

En Panamá, el fenómeno de la corrupción no es nuevo, desde el inicio de la vida republicana las estructuras de poder han sido amasadas para permitir atracos contra la nación, mismos que se han perfeccionado e incrementado en la era neoliberal. Por eso han salido casos de corrupción escandalosos que involucran no a los sectores más marginados y excluidos socialmente, sino a miembros de las élites del poder económico y político.

Estos Gobiernos han hecho gala de actos de corrupción claros en sus acuerdos de impunidad. Los discursos son piezas de oratoria demagógica que se develan desde el primer día de gestión gubernamental (Ver Democracia Putrefacta publicada por Frenadeso en 2014 donde se analizan los 25 años de corrupción postinvasión). Todos prometieron y juraron acabar con la corrupción, sin embargo han prevalecido ‘cerros de corrupción'. En el cinismo, hasta solicitaron que se les ‘colgara del palo más alto, si no cumplían', pero ningún ladrón de cuello alto permanece detenido, se les otorga país por cárcel, se les libera.

Esta llamada ‘clase política', deslegitimada, que responde a los sectores de poder económico, crea espacios organizacionales que los oxigenen, que pretenden erigirse como paladines de la lucha anticorrupción, cuando han sido y son parte de estos Gobiernos envueltos en escándalos de corrupción.

Son los mismos que han criminalizado la protesta social, que han llamado ‘maleantes de mierda' a los trabajadores, que llaman salvaje al pueblo, que permanecen callados ante la lucha de campesinos, indígenas y pobladores, mismos que hoy promueven aumentar la edad de jubilación y privatizar el agua. Mismos que quieren juzgar al pueblo por no acudir a sus llamados.

Éstos mismos, han lanzado campañas contra Suntracs y Frenadeso, pero así como la historia nos ha dado la razón en temas como las reformas al Código de Trabajo que genera informalidad laboral (1995), las antipopulares reformas paramétricas a la CSS (2005), el negociado de la ampliación del Canal (2006), la historia también registra nuestra lucha permanente frente a los problemas sociales y ambientales, la defensa de la patria, contra la corrupción y la impunidad. Ninguna organización en el país en el 2017 ha generado más acciones de protesta que Frenadeso, entre ellas: movilización de Mocona-FB (movimiento barrial) exigiendo vivienda digna y acceso al agua potable, acto de protesta en rechazo a Donald Trump y su política, repudio a las reformas electorales ‘sacaplata', protesta ante la Procuraduría contra la corrupción de todos los Gobiernos, encuentro de dirigentes para analizar las reformas a la seguridad social, acciones que los medios de comunicación social ocultan.

Seguiremos en la lucha y en las calles en defensa de los intereses y reivindicaciones de la población y no de los grupos de poder económico y sus articulaciones, contra la corrupción y la impunidad.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.