Panamá,25º

05 de Dec de 2019

Avatar del René Hernández González

René Hernández González

Columnistas

Hay que rescatar la Facultad de Comunicación

En nuestras manos está la decisión de rescatar a la Facultad de Comunicación Social, de ponerla en los sitiales de antaño

Apreciados profesores, profesoras, estudiantes, administrativos y administrativas de la Facultad de Comunicación Social, estamos a pocos días para elegir quiénes serán el próximo decano y vicedecano de esta importante unidad académica. Ya ustedes saben cuál es mi decisión. El miércoles 28 de junio acudiré temprano a votar por Leopoldo Bermúdez e Irma Hernández. De acuerdo a mi experiencia, y observando el panorama actual, recomiendo esa opción como la mejor.

En nuestras manos está la decisión de rescatar a la Facultad de Comunicación Social, de ponerla en los sitiales de antaño. Mi facultad está apagada desde hace más de 20 años. No se oye, no se pronuncia en los momentos más críticos. Lo manifiesto, y esto lo reconocen propios y extraños, que de no ser por las iniciativas de profesores y profesoras que no están en la rosca, estaríamos peor.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre la ausencia de una Ley de Prensa? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre las violaciones a la Ley de Relaciones Públicas? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre los altos niveles de corrupción en el país? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre el Decreto 130? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre la ampliación del canal y sus beneficios? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre el caso de La Estrella y El Siglo ? Hubo que aprobar, a regañadientes, una marcha, la cual fue encabezada por Leopoldo Bermúdez.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre las encuestas amañadas en las elecciones de 2014? Nada.

¿Qué ha dicho la administración de la Facultad sobre la campaña sucia en estas elecciones? Nada.

¿Ha propiciado la administración la firma de un pacto ético, para que seamos el ejemplo de democracia, respeto y libertad? Nada.

Puedo continuar enumerando otros aspectos, pero lo dejo hasta allí. Le pido a mis colegas que este miércoles acudan a votar temprano. No crean en bolas de última hora que solo buscarán desorientar. Voten; háganlo a conciencia. Que un pedazo de pizza, millo, soda, confite, camiseta, gorra, no sean los factores determinantes en su elección. Observen el panorama; reflexionen; hablen con los docentes y administrativos que tienen muchos años de servicio para que hagan comparaciones de lo que era antes la Facultad y lo que es ahora.

Les puedo asegurar que mi gloriosa Facultad, en los tiempos del gran Hipólito Donoso, brillaba con luz propia. Estaba en muchos foros nacionales e internacionales y se pronunciaba cuando el régimen militar quería censurar o cerrar medios de comunicación social. Allí estaba Donoso, defendiendo la libertad, la justicia y la democracia. Fue tanta la presencia y los pronunciamientos de la administración de aquella época que la Facultad de Comunicación Social fue considerada como número uno en la Universidad de Panamá. Hoy parecemos una más, mientras el país se cae a pedazos. Tenemos que seguir siendo el centro del pensamiento crítico, pero constructivo. Debemos honrar el nombre de nuestra alma máter, promoviendo la comunicación social con respeto y sin ataduras partidarias. Este miércoles 28 de junio no es un día cualquiera; se juega el futuro de un centro superior que tiene la misión de formar a quienes conducirán a la opinión pública. Estoy seguro de que ese día se impondrán la renovación y el rescate. Bendiciones para todos.

PERIODISTA Y PROFESOR UNIVERSITARIO.