Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Avatar del Jorge Luis Macías Fonseca

Jorge Luis Macías Fonseca

Columnistas

Un fallido alcalde

La localidad es sumamente importante para integrar el todo.

Es evidente que si los alcaldes no logran sintonía con las realidades municipales, los resultados serán catastróficos. Estas, no pueden prosperar, si no hay una concepción bien concebida y acabada de lo que es administrarla. Lo que ocurre es que se maneja mucho el ensayo y error y no hay cientificidad aplicable en la gestión.

Como quiera que los objetivos del Gobierno central son distintos a los municipales, no existe una visión coherente y de conjunto que resulte del entendimiento con el escenario municipal. La localidad es sumamente importante para integrar el todo.

Así, el desarrollo del país está íntimamente ligado al desarrollo distrital. No es posible pensar que existan comunidades con serios problemas de agua, vivienda, seguridad, servicios educativos, salud teniendo un alcalde que definitivamente no resuelve porque no tutela. Y de la misma manera, impensable que hayan posibilidades que deben ser potenciadas y que por el atraso de la comprensión de su función y por la ausencia de una propuesta de desarrollo, se mantengan estancados los distritos.

Queda claro que el discurso electoral y las promesas de campaña, sirven únicamente para llenar el requisito de presentación para el electorado.

El Puerto Libre de Colón, impulsado por el Gobierno central y adecuado para su implementación con la llamada ‘Renovación Urbana con integración humana', encuentra a un municipio distraído y peor a un alcalde sustraído. En lo que va del proyecto de renovación que ha desordenado todo el espacio físico de la ciudad, creando un gran trauma social, ni siquiera la Alcaldía del distrito de Colón, a cargo de Federico Pollicani, ha podido explicar a sus coterráneos el estado de situación de ambos proyectos. No obstante, el presidente de la República anuncia ya la tímida implementación del Puerto Libre. Así igual -por la falta de conocimiento- es necesario que la ciudadanía conozca la relación de las empresas trasnacionales portuarias, la actividad ferrocarrilera y la del canal con el municipio de Colón y los beneficios que deben derivarse para la sociedad colonense.

La ascensión del actual alcalde de Colón a la posición debió suponer un despertar y nuevas expectativas. El desbarajuste social que fue acumulándose obligaba a la implementación de serias estrategias para superarlo, en donde la participación ciudadana y los consensos eran obligados.

Transcurridos tres años, el balance de la actuación del alcalde del distrito de Colón es fallida. La comunidad nada sabe sobre proyectos para impulsar el turismo, la educación, la economía, la cultura, el orden, la buena convivencia, la seguridad y sobre todo, valores. Sí sabe del caos social, delincuencia, chabacanería, desorden en el transporte, trabajo informal y basura. La aparición en actos públicos con las consabidas fotografías nada dicen. La publicidad la hacen los propios actos que benefician a la sociedad.

Es peligroso lo que viene ocurriendo en Colón. Precisamente esos desalientos en que cae la comunidad impactan negativamente en el individuo que termina importándole poco lo que ocurra, lo cual es interpretado y asimilado por los depredadores de conciencia que ven la demagogia como lo ideal en el político.

DOCENTE UNIVERSITARIO.