La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Antonio Saldaña

Columnistas

Aumento a jubilados y pensionados

Entre el año 2000 y 2017 el Canal ha aportado a la economía panameña de manera directa e indirecta algo más treinta mil millones de dólares

Con argucias y artimañas de todo tipo -propia de personas miserables y de la peor ralea- los otrora “Padres de la Patria” entorpecen el hacer justicia a unos doscientos cincuenta mil (250,000) hombres y mujeres humildes –jubilados y pensionados- que contribuyeron con su trabajo productivo del pretérito para hacer de la Nación panameña, el pueblo próspero de hoy y de una extraordinaria y envidiable perspectiva financiara y económica del futuro. 
Se trata de los Honorables Descarados (HD.) del Órgano Legislativo quienes se niegan a aprobar el Proyecto de Ley 621 "Que modifica artículos de la Ley 51 de 27 de diciembre de 2005", Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social (CSS.), el cual consiste en un incremento de ciento cuarenta balboas mensuales (B/140.00) cada tres (3) años en los montos de las pensiones y un  aumento de cuarenta balboas (B/.40.00) del “bono navideño”, para todos aquellos pensionados y jubilados que perciben menos de mil quinientos balboas (B/1,500.00) y cuyo financiamiento provendría de los dineros excedentes o ganancias del Canal de Panamá.
¿Cuál es el argumento de los HD., es decir, de los desvergonzados, atrevidos, insolentes e irrespetuosos legisladores? HD. Leandro Ávila: “Eso es mucha plata”. HD. Carlos Afú Decerega: “Ese proyecto es inconstitucional”. ¿Cuál es el cimiento financiero, moral o político de estos descarados? Ninguno.
Entre el año 2000 y 2017 el Canal ha aportado a la economía panameña de manera directa e indirecta algo más treinta mil millones de dólares (B/.30, 000,000, 000.00), de esa suma, trece mil trecientos millones de balboas (B/.13, 300, 000,000.00) es parte de los aportes directos del Canal al Presupuesto General del Estado. Pregunto, de esa astronómica cantidad de dinero ¿Cuánto han recibido los jubilados y pensionados, cuántos hospitales se han construido, cuántas escuelas se han edificado, cuantos kilómetros de caminos de producción se han abierto, acaso ha servido para cumplir efectivamente con el precepto constitucional de la gratuidad de la educación? No. O, no sabemos. En el caso particular de los jubilados y pensionados una bicoca, cuya procedencia financiera no podemos adscribirla de forma categórica a los dineros del Canal.
Pero de lo que si tiene certeza toda la sociedad es que los Honorables Descarados en una sola partida, la 080, se asignaron para “embotellar” a decenas de miembros de su clientela política y gran parte de su parentela, la friolera de veinticinco millones seiscientos mil balboas (B/.25, 600,000.00), que representa nada más y nada menos, que el 34% del Presupuesto de la Asamblea Nacional para el año 2018, repartidos entre 71 Honorables Descarados suma trescientos sesenta mil balboas (B/.360,000.00) para cada uno. Eso, señor Ávila y señor Afú, no solo es inmoral, sino también es un delito, es ilegal e inconstitucional.
Exhorto respetuosamente a los parlamentarios que se consideren Honorables Diputados (Hacer leyes en función del bien común) a aprobar de una vez por todas el Proyecto de Ley 621 que tiene perfecta viabilidad financiera por cuanto representa el 26% del aporte directo anual del Canal y apenas el 2% del Presupuesto General del Estado, pero que beneficiará aproximadamente a doscientos cincuenta mil (250,000) forjadores de la Patria nueva y próspera, pero profundamente desigual de hoy. Sin la lucha de estos hombres y mujeres adultos mayores no tendríamos ni Canal y mucho menos excedentes que repartir. ¡Así de sencilla es la cosa!
El autor es abogado y analista político.