La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Tito Rodríguez Mena

Columnistas

2019, año electoral y dinamismo económico

Se estima que el crecimiento económico para el 2018 será de 5.6 %, mientras que para el 2019 será de 5.8 %

Se estima que el crecimiento económico para el 2018 será de 5.6 %, mientras que para el 2019 será de 5.8 %; sin embargo, el 2019 será dinámico por las elecciones generales que se darán el 5 de mayo. Panamá sigue siendo la economía de más rápido crecimiento en el mundo. Estas perspectivas se sustentan por la inversión del sector privado en el transporte y logística, en el sector financiero y turismo, la recuperación del sector construcción, los servicios conexos al canal, la solidez del sector bancario y que en el 2019 se exporte la primera embarcación de cobre, a cargo de First Quantum Minerals, que espera generar 320 toneladas de cobre por año.

Sin embargo, la relación deuda (crece mensualmente en B/142.1 millones) /PIB (B/55 mil millones), es del 40 %, lo que se traduce en que Panamá, para el 2019, debe pagar B/ 1079 millones, y en el año siguiente debe cumplir con B/ 1990 millones.

El 2019 es el último año del Gobierno actual, deja una economía debilitada y termina con un serio desgaste político. Seguimos siendo un país con un alto crecimiento económico, pero no permea a todos los sectores de la población. El Gobierno actual deja un serio incremento de la delincuencia y un medio violento que se muestra de manera física, psicológica y sexual, contra nuestra niñez, la tercera edad y con mayor incremento hacia el sector femenino; también se muestra en la política y en el sector judicial; en el trabajo y todos los días en las calles. Las coimas persisten y crece año tras año, recordemos caso Odebrecht y a Blue Apple Services, Inc. El tira y jala que hay entre el Órgano Legislativo y el Ejecutivo se recrudecerá para el 2019, la Contraloría y la nueva dirección legislativa seguirán enfrentándose aun con las decisiones de la CSJ.

Pero vamos a definir, el 5 de mayo, el nuevo Gobierno nacional, dentro de un lento crecimiento económico y una peligrosa recesión económica. Se impondrá la maquinaria política, los padrinos políticos y los maletines. Hay un desgaste político en todos los partidos tradicionales, no hay figuras políticas nuevas, la compra de votos se impone al voto de opinión, aunque hoy hay nuevas fuerzas políticas y muchos independientes.

Las expectativas de crecimiento para el 2019 hasta el 2023 indican que el incremento económico estará alrededor del 5.5 %, lo que depara una tendencia sostenible en la parte económica, de pronto la incertidumbre se centra en la política, máxime cuando en el 2019 hay elecciones generales.

Hay que reevaluar nuestra posición política y dar con raciocinio una buena elección para los nuevos representantes, diputados y presidente. Hay que entender y discutir los programas de Gobierno que presente cada fuerza política, ver con ojo de tigre, los compromisos que adquieren los candidatos al darle el voto. Darle, con nuestra participación política, fuerza y dinamismo a nuestra debilitada democracia, volver a tener fe hacia nuestros líderes populares y exigirles lealtad con sus electores, que al fin y al cabo los ponen por cinco años en el poder político nacional.

ADMINISTRADOR DE NEGOCIOS.