La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Virgilio Correa

Columnistas

Macri y Macron en Rusia 2018

Uno de los partidos más interesantes de este mundial de fútbol es, sin duda alguna, el próximo partido entre Argentina y Francia.

Uno de los partidos más interesantes de este mundial de fútbol es, sin duda alguna, el próximo partido entre Argentina y Francia. Y es interesante, porque es una gran sorpresa, ya que nadie conocedor de fútbol podría imaginar hace 15 días que Argentina quedara de segundo en su grupo D de Rusia 2018, a pesar de sus tropiezos. ¿Por debajo de Croacia? Los pronósticos más objetivos por razones varias, eran: Argentina vs Dinamarca y Francia vs Croacia. (para repetir 1998). ‘Nunca Argentina se enfrentará a Francia', decíamos todos al momento de hacer nuestros pronósticos, al final casi todos nos equivocamos, pues venció ¡el error! Acción que dominó este Mundial extraño, al menos en su primera parte.

¿Qué se nos olvidó en el cálculo? Lo más probable fue que no sabíamos el quilombo que había adentro de la AFA, afuera del equipo nacional argentino, los follones entre el entrenador y sus muchachos, entre las familias de la escuadra, entre los ánimos, la comida, y hasta en la joda de cada uno. La descripción escondida del sainete Argentina en Rusia 2018, era algo similar a una tragedia cómica, cuya primera parte terminó en gloria. Una estrella roja, que descendió en forma de meteorito sobre Nigeria, resucitó a la escuadra argentina que perdió por más de media hora para triunfar en pequeños minutos finales. Un milagro que cayó del cielo, dicen ellos gracias a los rezos del papa argentino y de la magia blanca bajada de las nieves de los picos andinos, cuyo mejor apóstol, era nada menos que Diego Armando, sentado en el epicentro del milagro de Rojo en la nave espacial de aquel estadio stalinista-faraónico. Nigeria no tenía nada de eso, ¿cómo podría revertir ese destino?

El gol de Rojo se escuchó desde Ushuaia a La Quiaca según Clarín, e incluso retumbó en París, Lyon y Marsella para advertirle a los franceses que no sería Nigeria, según Ici Lyon.

Ahora, lo más complicado es predecir quién ganará el próximo sábado 30 de junio en Moscú, porque el caudal de las predicciones se han acabado, incluso en el fondo del saco ya no queda nada para predecir un ganador.

El equipo argentino tiene mucho más experiencia que el equipo actual galo. Será más que todo una lucha entre la juventud osada (audaz) y la experiencia rodada de los argentinos.

Algunos piensa que Messi hará la diferencia, pero se encontrará en frente a sus amigos Dembelé y Umtiti del Barcelona. Higuaín y Dybala frente a Pogba y Griezmann. Lloris frente a Armani que tienen el mismo origen y hasta se parecen. Ese partido huele a final.

El 30/6/1998 Argentina elimina a Inglaterra en tandas de penal y Francia elimina a Paraguay 1 a 0. Después Holanda elimina a Argentina y Francia se corona campeona. No obstante, Argentina fue campeona en 1978, lo que equivale a imaginar que de este juego del sábado podría salir el posible campeón del mundo de fútbol 2018. Argentina tiene dos copas FIFA y Francia una sola, por lo que este partido desde ya es histórico.

Lo interesante es que Macri y Macron no estarán en Moscú, en su calidad de dos estadistas serios, toda vez que ambos tienen muchas cosas muy serias que resolver este fin de semana en sus respectivos países.

EMPRESARIO