La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Roberto Ruíz Díaz

Roberto Ruíz Díaz

Columnistas

La JMJ y un papa que hace líos

‘[...] la (JMJ) traerá líos con los mensajes papales, que no [...] serán del agrado de autoridades; los costos suntuosos seguro serán parte de ese mensaje de quien pregona la humildad [...]'

Jorge Mario Bergoglio, un viejito de 82 años de esos que de pronto podría ser un abuelo que cuenta cuentos sentado en una mecedora, y como buen aficionado al fútbol, podría matar el tiempo viendo a su equipo, el San Lorenzo de Almagro, jugar un domingo, prefirió o más bien el destino le preparó otro camino, cuando en el año 2013, sorpresivamente, se daba la renuncia de un papa en funciones y luego de cinco votaciones, donde no había acuerdos, sucede también en el Vaticano, emergió como figura papal, adoptando como nombre Francisco, por el Santo de Asís.

Siendo papa, ha levantado muchas pasiones, al punto de ser señalado como el anticristo, o comunista, de ser demasiado liberal y permisivo con muchos cambios en la rigidez de la iglesia. Incluido el hacer un llamado a los divorciados, esos que la tradición católica rechaza, para que participen aun cuando no puedan recibir la comunión. En una ocasión sobre esto señaló ante la pregunta de si podían recibir la comunión ‘esto es algo último, integrar en la iglesia no significa conceder la comunión, porque yo conozco católicos casados en segundas nupcias que van a la iglesia tres o cuatro veces al año y ya quieren hacer comunión, como si fuera un título honorífico'.

En fin, es una figura que tiene admiradores y detractores. Entre esos están aquellos que por su condición de ‘agnósticos' que todo lo ven mal, buscan a diario noticias donde la iglesia es golpeada por actos inmorales e ilegales, para satisfacer su no creencia. Utilizan medios donde apuestan a una suerte de ruleta rusa a hacer artículos de opinión, que más que una opinión buscan crear una sensación de linchamiento mediático. La iglesia como tal no está exenta de responsabilidades y en aquellos casos donde ha fallado debe responder y en ese afán muchas veces este papa, que arma lío con sus discursos, los ha señalado.

Ahora que Panamá recibe como anfitrión a la Jornada de la Juventud, es interesante traer a colación algunas intervenciones que tuvo el papa Francisco cuando visito Paraguay en el 2015, como cuando se dirigió a los jóvenes en la Costanera de Asunción y les dijo ‘El otro día un cura, en broma, me dijo si, usted siga aconsejándole a los jóvenes que hagan líos, siga, siga, pero después los líos que hacen los jóvenes los tenemos que arreglar nosotros. Hagan líos, pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios al que conocí es mi fortaleza'. Así quizás sea el mensaje que seguro traerá a los jóvenes que se congregaran, que no se queden siendo actores pasivo y participen en la toma de decisiones.

Y seguro para aquellos, nuestros gobernantes y los que aspiran a serlo, igual podrá traer un mensaje como el que dejó en su primer discurso en Paraguay frente al Gobierno en pleno, donde dijo ‘La forma de Gobierno adoptada en su Constitución, Democracia representativa, participativa y pluralista, basada en la formación y respeto de los derechos humanos, nos aleja de la tentación de la democracia formal, esa que se contentaba con estar fundada en la limpieza de procesos electorales, esa es una democracia formal. En todos los ámbitos de la sociedad, pero especialmente en la actividad pública, se ha de potenciar el diálogo como medio privilegiado para favorecer el bien común, sobre la base de la cultura del encuentro, del respeto y del reconocimiento de las legítimas diferencias y opiniones de los demás'.

Por otro lado terminaba señalando, al referirse a las gestiones de los Gobiernos, que ‘Es un ejercicio interesante decantar en el amor a la patria, en el amor al pueblo, toda perspectiva que nace de las convicciones de una opción partidaria o ideológica y en ese mismo amor, tiene que ser el impulso para crecer cada día más en gestiones transparentes y que luchan impetuosamente contra la corrupción'. Algo de lo que estamos escaseando.

En fin, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) traerá líos con los mensajes papales, que no necesariamente serán del agrado de autoridades; los costos suntuosos seguro serán parte de ese mensaje de quien pregona la humildad y la sencillez, frente a la pobreza que vivimos y que no se puede esconder por unos cuantos días. Adicional a que no podemos seguir vistiendo de santos de días y practicando la venganza, el revanchismo y el odio bajo el manto de la oscuridad de la noche.

Así veo las cosas y así las cuento.

ABOGADO