La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Clarence C. King

Clarence C. King

Columnistas

Dios, ciencia y los ateos (II)

‘Todas las pruebas en el mundo no convencerán a un ateo de que Dios existe, si no quiere creer'

El propósito original de la ciencia era entender el trabajo y funcionamiento de Dios. ¿Cómo puede uno no ver al Creador mientras contempla a la humanidad, la Tierra, la Luna, las galaxias, las estrellas, etc.? Solo mire el cuerpo humano; está tan majestuosa y maravillosamente hecho. ¿Y los ateos no pueden ver la existencia de Dios en él? Si pueden mirar a su alrededor todos los días y creer que todo lo que ven es solo algún tipo de accidente cósmico increíblemente masivo, entonces se puede decir que creen en un cuento de hadas mucho más grande que un Creador. Ganarían un premio Nobel si pueden probar que Dios no existe con tantas evidencias alrededor.

Incluso el propio Charles Darwin, antes de morir, renunció a su propia teoría como errónea, porque las evidencias fosilizadas que esperaba encontrar para probar su teoría nunca aparecieron. Dijo que hay cero evidencias fosilizada de especies de vida completamente nuevas que ‘evolucionen' de otras especies no relacionadas. Que las mutaciones ocurren dentro de las especies, no especies completamente nuevas. Que los trillones de fósiles requeridos para probar incluso una evolución simple debido a selección fortuita o aleatoria nunca se han descubierto y que la ‘explosión' cámbrica de la vida vista en un período geológico relativamente corto no podría haber sido causada por procesos evolutivos aleatorios. Esa evolución, incluso de estructuras biológicas simples, es tan imposible por selección aleatoria que desafían cualquier cálculo matemático por parte de matemáticos de renombre mundial, y que la ‘ciencia', además, no tiene ninguna explicación de dónde proviene la chispa de la vida.

La mayoría de las cosas que empujan los ateos como ‘ciencia' es meramente especulación científica. Si realmente realizaran una investigación seria sobre la biología y la evolución, Se darían cuenta de que la ciencia, la información y la lógica han demostrado de manera concluyente que la información codificada SOLO proviene de fuentes inteligentes, porque el significado es un abstracto que es asignado y no una propiedad física inherente del medio. La información codificada de la vida, el ADN, es, de lejos, el sistema codificado más sofisticado, densamente empaquetado y eficientemente diseñado jamás descubierto.

Podría originarse SOLAMENTE de una mente infinitamente superior a la nuestra —una como el del Dios que la Biblia describe. Nunca podría surgir de interacciones atómicas o moleculares aleatorias, no dirigidas, como creen ciegamente los evolucionistas.

Muchos antiguos ateos, como el profesor Andrew Flew, reconocieron esta verdad innegable y abandonaron su posición insostenible. ¿Puede el hombre asignar significados abstractos y luego transmitirlos y recibirlos con éxito mediante procesos aleatorios? La ciencia y la lógica moderna demuestran que la aleatoriedad solo destruye la información.

En última instancia, solo hay dos opciones para el origen. O el universo y las leyes que lo gobiernan son eternos e increados, o existe un Dios eterno e increado que lo hizo todo. Ambas creencias son religiosas y están totalmente fuera del ámbito de la ciencia, pero la evidencia apunta abrumadoramente hacia esta última. Tienes que carecer de pensamiento crítico y sentirte cómodo en tu ignorancia para creer lo contrario.

Todas las pruebas en el mundo no convencerán a un ateo de que Dios existe, si no quiere creer. La mayoría de los ateos responde emocionalmente en lugar de con hechos. Es por eso que pueden creer en algo como la evolución y que nada puede crear toda la creación. No tienen una base autorizada que no sea ellos mismos para discutir el tema, por lo que la verdad se vuelve relativa para ellos, y se quedan con su propia interpretación subjetiva y autónoma para validar su posición.

De hecho, al igual que el cuerpo sin espíritu está muerto, así mismo es la creencia sin fe y confianza, y también lo es la fe sin Dios y la humildad.

Después de nuestros 40 años en el ‘desierto', muchas naciones hoy en día están finalmente reconociendo que la cruzada atea contra Dios simplemente no funcionó, porque sin Dios, ¿qué obtuvimos? Más crimen, más corrupción, más familias rotas, millones de bebés por nacer asesinados, destrucción de muchos países por seguir un idealismo anti-Dios que ha fallado y creado caos en todos los lugares donde se ha intentado, etc.

Gracias a los esfuerzos de los grupos ‘ilustrados' de ateos e izquierdistas, la moral, la ética y los principios cristianos basados en la Biblia que ha prevalecido durante generaciones, han sido demonizados por los mismos demonios que son responsables de la crisis cultural y moral en todo el mundo.

PLANIFICADOR JUBILADO.