Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Juan Carlos Mas C.opinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Construir el ámbito de nuevas relaciones sociales

Redactar una constitución no es asunto de especialistas; las constituciones originarias o fundantes o fundacionales surgen como conclusión expresa o construcción de los reclamos verbales o escritos de los distintos estamentos productivos de la sociedad; ellos identifican las correcciones que hay que hacer en las normas que afectan a sus distintos estamentos, ya sean estos agroganaderos, forestales, industriales, marítimos, de transporte variado o educativo cultural.

Eso surge y se precisa desde abajo y se eleva ante toda la comunidad agrupada en un Estado, con la aprobación particular de todo el estamento correspondiente.

El Órgano Legislativo o constituyente, llamado a redactar la constitución general del Estado, debe conocer lo que los distintos estamentos de la sociedad han construido en sus asambleas particulares o de base; negocia con sus delegados para que las partes acepten consensuar con los otros estamentos sus reclamos particulares, estableciendo priorizaciones legitimadas por el consenso democrático y social, para que engranen en el texto final, pero no imponen hacia abajo los criterios presumidos desde arriba por los políticos y quienes se atribuyan experticia jurídica.

Eso es lo que caracteriza al trabajo de una Constituyente que es llamada a retratar el grado de movilización de una sociedad que está harta de los manejos desde arriba.

Médico