La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Avatar del Ernesto A. Holder

Ernesto A. Holderernestoholder@gmail.com

Columnistas

'Al compás de sublime canción...'

“Honor a los que hacen patria con su arte y música, vergüenza para esos llamados educadores en estas fechas patrias”

La semana pasada comenzó la transformación visual en muchas áreas la capital con banderas y adornos tricolores para celebra el mes de la patria. Se han adelantado los adornos de Navidad en algunos comercios, pero en este momento, deben prevalecer los símbolos de la nación y la trasferencia continua de una generación a otra de la importancia de estas fechas, sus historias y los personajes que las hicieron posible.

“Este joven artista Sech parece estar ganando un espacio en el escenario de la farándula, pero le falta mucho, sus canciones no nos representan a todos”

A escasos días del mes de la patria me llamó particularmente la atención la interpretación, el enfoque que se le viene transmitiendo a los estudiantes sobre las fechas históricas, en particular el 27 de octubre: Día del Estudiante. A través de las redes sociales y recogidas por los medios audiovisuales en sus noticieros, en varios colegios, para agasajar a sus estudiantes en honor a la fecha, algunos profesores escogieron disfrazarse e interpretar canciones del conocido artista nacional “Sech”, joven cantante panameño de música urbana.

Cada cosa tiene su momento y su lugar. Probablemente el cantante Sech, por sus logros en la tarima y en los estudios de grabación sea hoy un “ejemplo” para los muchachos y, como vimos, para algunos maestros. Pero cuando una autoridad cuya misión es la de educar y preparar a las futuras generaciones en el reconocimiento de la importancia y significado de las fechas marcadas como especiales en el calendario, ligar a Sech y el compás de su música con el Día del Estudiante, no me parece.

Escribí “Recuerdos de valor y dignidad”, publicado hace algunos años en reconocimiento al Día del Estudiante. En ese artículo hago un recuento sobre la importancia y la historia de esta fecha. A través de Google, en vez de buscar lo necesario para el disfraz de Sech, esos “educadores” pudieron buscar (y encontrar) mucho material sobre la histórica fecha y sus actores.

En el artículo decía que “Hubo una época en que un día como hoy (27 de octubre), retumbaba en la conciencia nacional. Estremecía como un sismo las estructuras políticas y sociales del país. Hubo un tiempo en que la voz de los estudiantes cuestionaba tajantemente el rumbo de las cosas de la Nación”. (…) “El Movimiento Estudiantil panameño ocupa páginas de gloria y coraje que merecen la recordación y el respeto de toda la ciudadanía. De los que estudian para ocupar posiciones de liderazgo en el futuro. De los que vienen de otras latitudes. De los que saben, pero se quedan callados aprovechando las bondades de aquellos esfuerzos”. “El 9 de Enero, como sabemos, marcó un antes y después en la lucha por la recuperación del territorio nacional, pero no debemos dejar por un lado otras fechas de importancia en las que el movimiento estudiantil protagonizó un papel transcendental: el 22 de diciembre de 1947 que marcó el Rechazo del Convenio de Bases Filós-Hines; la Siembra de Banderas y Canto del Himno Nacional en la llamada Zona del Canal denominada: Operación Soberanía, el 2 de mayo de 1958; el 3 de Noviembre de 1959 con una marcha por la Zona del Canal y los días 19, 20, 21 y 22 de mayo de 1958: Jornada de Lucha Cívica, Patriótica y Nacionalista por la Educación Nacional, bajo la consigna: ¡Más Escuelas, Menos Cuarteles!”.

“Lo sublime y emocional de la canción “Patria” de Blades y la melodiosa entonación de Ender del Himno Nacional son de imitar. Representan el sentido de Patria con dignidad [...]”

Hace algunos años fue objeto de muchas críticas la cantante panameña Erika Ender por su interpretación del Himno Nacional. A mi parecer fue con hermoso compás y subliminal su presentación. Algunos también tienen objeciones sobre las maracas de Rubén Blades con la bandera panameña, aunque según las “normas oficiales” no cumplen con lo establecido. Lo sublime y emocional de la canción “Patria” de Blades y la melodiosa entonación de Ender del Himno Nacional son de imitar. Representan el sentido de Patria con dignidad conjuntamente con otros aportes humanitarios.

Los educadores imitadores de Sech deben reevaluar sus objetivos y métodos de conectar con la juventud y sus valores. Honor a los que hacen patria con su arte y música, vergüenza para esos llamados educadores en estas fechas patrias. Este joven artista Sech parece estar ganando un espacio en el escenario de la farándula, pero le falta mucho, sus canciones no nos representan a todos. En las últimas décadas, ha habido muchos como él que aparecen y desaparecen. Nadie debe desvirtuar el sentido y valor de una fecha como la del Día del Estudiante.

Comunicador social.