La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Chalimar I. Agudo Lópezopinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Colón, justicia y efemérides

Si hay un mes que indudablemente todos los panameños celebramos es noviembre, nuestro Mes de la Patria. El repicar de los tambores, nuestras hermosas empolleradas y la tricolor adornando en todas partes, son solo algunos de los elementos que llenan nuestros corazones de alegrías, nostalgias, tristezas y, ¿por qué no decirlo?, también de dolor, cuando vemos la indiferencia de nuestros gobernantes ante las necesidades de nuestro pueblo. Evento de sentimientos encontrados que traen a la reflexión.

Desde el día uno todo inicia, sin embargo, con mucha anticipación el Ministerio Público Regional de Colón y Guna Yala se organiza con todos sus colaboradores para dar apertura a estas festividades y tener el gran privilegio de recibir a la procuradora de la Nación, Kenia Isolda Porcel. Fiscales superiores de todas las regiones del país se hacen presentes. Esta vez, la nota particular fue la participación del pequeño Edwin Ferrín de Obaldía, quien, mediante expresión poética, desnuda su preocupación por la Patria.

De igual forma la dramatización del poema “Incidente de Cumbia” que desde la primaria aprendimos, marca el interés de los colonenses por fortalecer nuestra identidad nacional. Esta exquisita pieza poética del autor panameño Demetrio Korsi, que lucha contra el olvido de las nuevas generaciones, fue narrada por la subdirectora de Recursos Humanos, Lineth Ledesma. Hermosas presentaciones de bailes típicos y las palabras del orador de fondo respecto a los términos Separación e Independencia a propósito de los movimientos de ruptura nacional acapararon la atención de los presentes.

Es preciso mencionar el desfile de trajes típicos que nos identifican a nivel nacional e internacional, incluso los del famoso diseñador colonense Jean Carlos Quijano, mejor conocido bajo su marca Jean Decort. Este pequeño y emotivo evento no pudo tener mejor cierre que las palabras de la procuradora de la Nación, quien agradeció a sus colaboradores, pues, a pesar de sus temores al asumir el cargo, encontró en Colón profesionales que compartían su visión de país. Alentó a no escatimar esfuerzos para construir un Panamá más justo y equitativo.

El Ministerio Público Regional de Colón y Guna Yala demuestra ser una gran familia que honra la patria día a día, trabajando en pos de quienes buscan justicia y equidad. Un equipo de hombres y mujeres que cumple con esa misión para la que nos apuntamos “Servir” con responsabilidad, respeto a las leyes y los DDHH de todos y cada uno de los panameños, sin importar las opiniones en contra o a favor de la institución que representamos.

En suma, Colón nuestra Matria, pequeño terruño de hombres valientes, duramente criticada y estigmatizada por el mal proceder de unos cuantos, bien podemos significarla, metafóricamente, parafraseando a Materno Vásquez, como una de las columnas de Hércules que sostienen el techo de la nacionalidad panameña. Los colonenses trabajando día a día con empeño y honestidad, sentido de pertenencia e identidad nacional, vamos demostrando a través de pequeños actos como este, que somos más que todo lo malo que se nos señala.

¡Viva Panamá! ¡Viva Colón!

Técnica en Investigación Criminal