Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Avatar del Julio Bermúdez Valdés

Julio Bermúdez Valdés

Columnistas

Magistrados

El lunes de la próxima semana comienzan a despejarse las incógnitas respecto a las designaciones de magistrados para la Corte Suprema de Justicia.

El lunes de la próxima semana comienzan a despejarse las incógnitas respecto a las designaciones de magistrados para la Corte Suprema de Justicia.

Ha sido un proceso que comenzó y debió terminar durante el pasado lustro, pero, como se sabe, la anterior administración fue incapaz de concluir satisfactoriamente con esa responsabilidad.

Ahora, en lugar de los tres magistrados que le correspondían, el presidente Laurentino Cortizo tiene seis en el presente periodo: tres ahora y tres más antes de concluir su presidencia, más los suplentes y también un nuevo procurador, tras la renuncia del titular.

Pero la selección de los magistrados ha ido sufriendo cambios desde 2005, cuando tras preocupaciones de la sociedad civil, se conformó el Pacto de Estado por la Justicia, una instancia que hace recomendaciones al presidente para que escoja dentro de una propuesta.

Así operó el expresidente Martín Torrijos, durante cuyo periodo comenzó el pacto. Laurentino Cortizo ha ido más allá. Más de un centenar de aspirantes registró el periodo actual, de los que se hizo una selección hasta llegar a 32.

Pero en lugar de escogerlos directamente, Cortizo ha optado por someter las 32 candidaturas a estudios científicos, psicológicos, biométricos y de trayectoria, con tal de escoger a los mejores.

Con ese propósito, el Gobierno contrató a las empresas “Consultores Estratégicos”, expertos en destacar talentos en etapas de transiciones y a la firma “Korn and Ferry”, analista de perfiles.

Cortizo pudo hacerlo directamente, como lo hicieron sus antecesores, pero optó por la evaluación cuidadosa, porque, tal cual lo han señalado los medios de comunicación, columnistas y críticos, sabe que la presente es una gran oportunidad por influir a fondo en el cambio que requiere la administración de Justicia en Panamá. Y aun cuando no lo ha señalado, ha actuado contra lo que algunos llaman los excesivos poderes presidencialistas.

Este lunes, cuando comiencen a despejarse incógnitas, el país estará ante una selección desplegada cuidadosamente, con mesura y rigurosidad, donde, amén de la recomendación final que haga el mandatario, los aspirantes han sido sometidos a una evaluación sin antecedentes.

En su mensaje de toma de posesión el pasado primero de julio, Cortizo dijo cómo concibe a los administradores de justicia, con firmeza, asumiendo cada quien su responsabilidad y superando las criticas y quejas recurrentes de la ciudadanía. El proceso es coherente con ese enunciado. (JBV)

Periodista