Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Eva Janeth Bedoya Reyes

Columnistas

Historia de la etnia negra en Panamá: aportes, cultura y discriminación

La presencia del hombre y mujer negra en el continente americano se remonta al siglo XVI, cuando son traídos para reemplazar en algunos trabajos a la población indígena que ya había sido diezmada por los trabajos forzados, la guerra y las enfermedades.

La presencia del hombre y mujer negra en el continente americano se remonta al siglo XVI, cuando son traídos para reemplazar en algunos trabajos a la población indígena que ya había sido diezmada por los trabajos forzados, la guerra y las enfermedades. Ellos vinieron a laborar en la extracción del oro y la plata que había en el continente, pero también una diversidad de trabajos que les exigió el colonizador español.

La introducción de la población negra en Panamá se hace por medio de licencias otorgadas a algunas compañías que se dedicaron a ese inhumano, pero lucrativo negocio. Las primeras oleadas de esclavos fueron arrancadas de su lugares nativos y traídos en los llamados barcos negreros, que eran una especie de ataúdes, por el hacinamiento durante la travesía y las condiciones infrahumanas que tenían que soportar al ser sometidos a vejámenes y maltratos; en consecuencia, muchos fallecieron en los recorridos en alta mar.

Una vez que estaban en tierras istmeñas eran ofertados y luego vendidos por piezas, dependiendo de su vigor, edad, sin importar, se les separaba de sus familias. Ellos fueron distribuidos a diversas partes del continente en donde se requería su presencia para trabajar. En el caso de Panamá, trabajaron en las minas de oro en Acla y luego en la de Concepción en el norte de Veraguas. También lo hicieron en el archipiélago de las Perlas como buzos en busca de perlas y como arrieros en el camino transístmico, durante las ferias de Nombre de Dios y Portobelo, según datos extraídos de la literatura del Dr. Alfredo Castillero Calvo.

La segunda ola migratoria de población negra se refiere al grupo de los afroantillanos, de modo que, arribaron al Istmo durante la construcción del ferrocarril transístmico (1850-55). La tercera ola de inmigrantes negros fue para la construcción del Canal de Panamá (1904-14). La segunda y tercera ola migratoria procedieron de las islas del Caribe, en donde ya habían llegado sus primeros progenitores. Estos grupos humanos, también padecieron discriminación, malos tratos y fueron menospreciados, pese a que realizaban las tareas más difíciles, arriesgadas y sobre todo mal remuneradas.

Aportes del negro colonial y negro afroantillano

El aporte de los negros coloniales y los afroantillanos a la sociedad panameña ha sido de un valor incalculable. Ellos históricamente han realizados grandes aportes al desarrollo del país, sobre todo en la región transístmica, durante la Época Colonial, durante las ferias de Nombre de Dios y Portobelo, en el período de Unión a Colombia, durante la construcción del ferrocarril y durante la época republicana, con la construcción del Canal.

En el campo cultural, ellos han legado su lengua, sus costumbres, gastronomía, su religión, su música y bailes, vestidos, diversidad de peinados que hoy se exhiben en el país y sobre todo, su manera de ser y su gran generosidad para con la población que tiene la dicha de compartir con ellos. Ellos también han dejado su legado de resistencia frente a las injusticias que soportaron para tener una mejor calidad de vida en la actualidad. Por consiguiente, la etnia negra tiene una participación importante en la formación de nuestra nacionalidad panameña.

Finalmente, se puede decir, que la celebración de la Etnia Negra en el país rinde homenaje a esta población singular, no se ciñe a la gastronomía, vestuario, bailes, tienen un valor incalculable dentro del patrimonio inmaterial de la sociedad panameña. Puesto que sus aportes económicos, culturales, tradiciones y costumbres son parte de la sociedad panameña.

En conclusión, desde su llegada al istmo de Panamá, han logrado contribuciones valiosas en el trabajo físico, intelectual, deporte, cultural, gastronómico y religioso para contribuir, al igual que los demás grupos étnicos del país, forjaron de este istmo de Panamá, una gran nación en donde impera una población multicultural para beneficio de toda la sociedad panameña.

¡Feliz Día de la Etnia Negra, a todos nuestros compatriotas!

Docente