Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Tomás Salazar Rodríguez

Columnistas

Pasado y presentede Éxodo

¿Le ha sucedido que, al llegar tarde a una reunión, le piden que dirija algunas palabras motivadoras? En ese momento, puede ser que uno no esté preparado y responda molesto.

¿Le ha sucedido que, al llegar tarde a una reunión, le piden que dirija algunas palabras motivadoras? En ese momento, puede ser que uno no esté preparado y responda molesto. El colaborador le pidió a su compañero de al lado que expresara el mensaje positivo. Pero, no sucedió así. El líder comenta: “Tú debes dirigir la reflexión al equipo. ¡Pensabas que te ibas a salir con la tuya!”. Lo interesante es que el compañero inició con Colosenses 1:15-16: “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque con Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la Tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean Gobiernos, sean principados, sean autoridades; todo fue creado por medio de Él y para Él”.

Egipto fue un imperio próspero, pero por su desobediencia al Dios visible e invisible se enfrentaron a diez males presagiados: conversión del agua en sangre, invasión de las ranas, piojos, moscas, la peste del ganado, úlceras, lluvia de fuego y granizo, langostas y saltamontes, tinieblas, muerte de los primogénitos. Como consecuencia de la explotación y cautiverio del pueblo de Israel. Dios utilizó a Moisés para su liberación. Cuando analizamos el presente, estamos viviendo la misma situación por la rebeldía a nuestro Padre Celestial.

En el presente se repiten nuevamente las 10 plagas de forma diferente: estrés (trastornos emocionales), presión alta, diabetes, obesidad, cáncer-SIDA, valores morales (pandilleros, narcotraficantes, transparencia, corrupción, avaricia, nuestra identidad y por qué estamos aquí en la Tierra), alcoholismo, tabaquismos, deterioro y contaminación del medio ambiente y virus (Gripe española, Ébola, SARS, MERS, H1N1, COVID-19).

Así como en Egipto la pandemia postrera fue la muerte de los primogénitos, todas estas plagas modernas también están reduciendo la calidad de vida y por ende disminución de la población mundial. Con una sociedad alejada de Dios por nuestra soberbia, materialista y egoísta, que vive de apariencias, enferma físicamente y de manera espiritual. Estamos sumergidos en una tiniebla global, iluminados por la luz inventada por el hombre. Siempre escucho estos refranes: “nadie escarmienta en cabeza ajena”, “lo que se hace en la oscuridad sale a la luz tarde o temprano”. La historia se repite en espiral y nuestro Altísimo libera a su pueblo de la marginación, la injusticia y la avaricia humana.

De verás que el Señor habla a través de las personas, forzamos al compañero de trabajo a que hablara y nos dejó una trascendental enseñanza. Debido a que comentó que somos analfabetas de gran parte de la palabra de Dios, pero no del internet. Porque seguimos cometiendo los mismos errores del pasado. Vivimos tan dependientes de las redes sociales que nos hemos olvidado de que Él existe. La tecnología nos permite apreciar lo que sucede en el mundo, vivir la Revolución Industrial, observar cómo mejorará la vida del individuo, viajamos de un continente a otros y al espacio, todo esto se menciona en la Biblia.

Daniel 12:4: Las personas corren de aquí para allá, buscando conocimiento y se multiplicará la ciencia.

Apocalipsis 11:9: Y los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medios, y no permitirán que sean sepultados.

Apocalipsis 13:15-17: El control global nunca antes visto. El ojo que todo lo mira, Dios, y hoy es la “tecnología”. Ya no podemos escondernos, porque estamos vigilados por satélites, redes sociales, por el consumo de mercado y por las transacciones financieras.

Con estas reflexiones tuvieron que cancelar la reunión y meditar sobre el comportamiento de cada persona con Dios y el uso de la tecnología que es necesaria. La vida es un balance. Si continuamos en el pecado tendremos pandemias. Ustedes expresarán si estamos en el presente de Éxodo.

Doctor en Ciencias Empresariales.