Temas Especiales

07 de May de 2021

Melanie Taylor

Columnistas

Ud. es su obra de arte: creando su espacio de paz mental

Ante nuestra sorpresa, el año 2020 termina y toca, quizás, hacer algún tipo de balance de lo que fue este año a nivel personal. Porque, independientemente de las noticias alarmistas, científicas, políticas o morbosas, al final cada uno de nosotros experimentó este año de forma distinta.

Ante nuestra sorpresa, el año 2020 termina y toca, quizás, hacer algún tipo de balance de lo que fue este año a nivel personal. Porque, independientemente de las noticias alarmistas, científicas, políticas o morbosas, al final cada uno de nosotros experimentó este año de forma distinta. En vez de pretender una actitud blanco o negro, es decir, o afirmamos que es lo peor que nos ha pasado o decir que es lo más maravilloso, ¿qué tal si nos damos una oportunidad de poner este año en balance, utilizando algunos conceptos del trabajo creativo?

La línea de tiempo: muchas veces un artista tiene que dividir su trabajo final en bloques más pequeños y ponerle fecha límite o no podrá hacer el trabajo total. Les sucede a los artistas visuales, o a un músico que está preparando un recital y debe tener listas todas las piezas para un cierto tiempo. La gente ve solo la presentación artística final, pero no entienden todo el trabajo previo. Lo mismo sucede con el 2020. ¿Qué realmente usted pudo crear? Tome papel y lápiz y dibuje una línea horizontal. Divida la línea en los meses del año. Escriba qué aprendió, qué logró o qué perdió cada mes. Eso fue lo que sucedió este año, lo que pudo resolver, lo que logró para su propia sorpresa, lo que sobrevivió gracias a su fortaleza, lo que extrañará porque ya no está. Una línea del tiempo es una manera objetiva de contemplar nuestra vida.

Bocetos: los que dibujan y pintan suelen hacer bocetos, “sketches”. Son los ensayos, las pruebas, las ideas antes del trabajo final. El 2021 no puede plantearse con la solidez de un trabajo final. Realice bocetos, ideas, pero recuerde que son solo eso, ensayos de lo que le gustaría, lo que sueña, lo que desea. Puede usar la técnica de “collage” para estas ideas y tener “insights” maravillosos.

Tocar de oído: los músicos que tocan de oído se adaptan a lo que sucede en el momento. Leer una partitura es más rígido. Este año nos enseñó a tocar de oído, a tener flexibilidad en cuanto a tiempos y objetivos, a que las posibilidades de salir o trabajar pueden cambiar de semana a semana. Para el 2021, siga tocando de oído, sea flexible en sus planes, escuche por dónde va la melodía de la normalidad. Vea la paleta de necesidades surgidas a raíz de la nueva normalidad.

Un espacio personal: muchas veces los artistas van a retiros creativos donde trabajan una obra particular o aprenden una nueva técnica. En estos tiempos donde el teletrabajo nos obliga a estar tanto tiempo en pantalla, socializamos virtualmente y aprendemos “online”, se hace más que necesario planificar microretiros. Momentos donde conectemos con nosotros mismos, nuestros sentimientos y escuchemos a nuestro cuerpo. Una caminata en la naturaleza puede ser un microretiro. Practicar ejercicios de visualización o respiración, darse un momento para esclarecer sus pensamientos escribiendo, o moviendo el cuerpo.

No ha sido un año fácil y nada de lo que se diga o escriba puede cambiar eso. Pero sí podemos trabajar nuestra comprensión, emociones y actitudes hacia lo sucedido para continuar enfrentando los retos que nos esperan en el 2021.

Psicóloga