Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Columnistas

Colón, la historia de una muerte anunciada

Aún no es tarde para mejorar. No todo lo debe hacer el gobierno nacional, el verdadero poder lo tiene el colonense, iniciando con cambiar su actitud de pedir y pedir y se metan el chip en la cabeza: “Quiero ser mejor cada día” (...)

La provincia de Colón, situada en la costa Atlántica, es estratégicamente una de las provincias de este país de tener el privilegio de contar con puertos de embarque y desembarque de contenedores, tiene el Canal que atraviesa por sus tierras y tiene una Zona Libre que mueve la economía del país y de la provincia continuamente, estamos escribiendo como si estuviéramos viviendo en la década de los años 90, ¿Cómo está Colón 30 años después? Es una comparación terrible, no es la sombra de lo que fue y para que sea lo que fue, tienen que haber cambios radicales. Colón actualmente está inmerso en el olvido, por parte de los gobiernos de turno como de los mismos ciudadanos colonenses.

Los gobernantes de turno han abandonado a la provincia en el apoyo logístico, no existen mejoras en la infraestructuras de la ciudad, en los hospitales, en las calles, en el aseo, en la inseguridad, las pandillas se han apoderado de toda la ciudad, los asesinatos son el pan de cada día, es triste ver las imágenes que se presentan en los medios de comunicación, es una ciudad destruida como si hubiera estallado una guerra dentro de ella, basura por doquier, desempleo en un alto porcentaje. Todos estos factores han sido aprovechados por el nuevo prototipo de políticos de estos tiempos, personas sin escrúpulos que se aprovechan de las necesidades del pobre colonense, brindándoles dádivas para que los apoyen en las elecciones, le patrocinan sus actividades y en el pasar de los años han convertido una población trabajadora en una masa de personas que solo viven de los favores que le dan los políticos.

Me hago la siguiente pregunta: ¿dónde han quedado los buenos ciudadanos colonenses? Existen y conozco a muchos colonenses con excelentes valores éticos, de responsabilidad, honestidad y de respeto (...)

Me hago la siguiente pregunta: ¿dónde han quedado los buenos ciudadanos colonenses? Existen y conozco a muchos colonenses con excelentes valores éticos, de responsabilidad, honestidad y de respeto así mismo, luchadores y trabajadores, forjadores de nuevas generaciones, el tiempo pasa y Colón tiene una larga lista de ilustres ciudadanos que aportaron al crecimiento del país, grandes profesionales, estadistas, políticos, abogados, deportistas, es una larga lista ¿En qué momento se abrió la brecha de la desidia en Colón? Yo quisiera saber cuándo se va cerrar esa brecha y empezar a impulsar los verdaderos valores a las actuales generaciones de colonenses, esa es la principal tarea que se debe iniciar. En Colón no todo es malo, ha sido un pueblo que ha tomado el camino equivocado y hay que enderezarlo, se han alejado de los estudios y prefieren vivir pidiendo las cosas que esforzarse para lograr sus metas, los gobiernos de turno en sus discursos en las tarimas políticas, prometen el cielo y la tierra y esas palabras se las llevó el viento. A ningún presidente después de la invasión le ha interesado el futuro de la Provincia de Colón.

Aún no es tarde para mejorar. No todo lo debe hacer el gobierno nacional, el verdadero poder lo tiene el colonense, iniciando con cambiar su actitud de pedir y pedir y se metan el chip en la cabeza: “Quiero ser mejor cada día”, la mayor riqueza que el ser humano tiene, es su integridad como persona, inicien con ese pequeño cambio y preparen a las nuevas generaciones a ser mejor y que sean los verdaderos líderes comunales y los reales políticos que dirijan la provincia de Colón.

Oficial de tecnología de la información