• 07/06/2010 02:00

Algunos problemas en la educación

Definitivamente que los problemas en la educación, revisten muchos aspectos: En los educadores podemos citar la falta de vocación, la de...

Definitivamente que los problemas en la educación, revisten muchos aspectos: En los educadores podemos citar la falta de vocación, la deficiencia pedagógica, el bajo nivel académico; y entre los educandos podremos citar la desintegración familiar, los problemas económicos, aspectos de salud, como lo son: la hiperactividad, la desnutrición, entre otras.

No voy a entrar en el análisis de todos estos aspectos, porque abarcarían varias páginas y el espacio no lo permite. Me referiré a los educadores, su bajo nivel académico, en virtud de que son producto del sistema educativo vigente, anacrónico y deficiente y del que ellos paradójicamente no quieren salir, con pretextos pueriles y, sobre todo, irresponsables.

Los educadores vienen manteniendo una conducta opuesta a la trasformación curricular propuesta por el Ministerio de Educción. Los primeros que tienen el deber de volver a las aulas son los actuales educadores, para que se pongan a la altura de las necesidades de los educandos.

Ya he expresado en otra ocasión que la Universidad de Panamá, la Universidad Tecnológica de Panamá son los primeros receptores de los productos que generan la escuela primaria, la premedia y la media y detectan deficiencias abismales, que los conducen al fracaso en los claustros universitarios. Ambas universidades apoyan la transformación curricular.

En dichos claustros se producen bajas inmediatas en porcentajes más allá de lo imaginable y los que alcanzan algún título, lo alcanzan en forma sumamente deficiente. Esta deficiencia es luego cargada por la empresa privada, y es allí en donde encontramos que otro de los que apoyan la transformación curricular, es precisamente el CoNEP, receptor final de los productos que generan en su gran mayoría las universidades antes citadas.

En lo relativo a los problemas que padecen los educandos como la hiperactividad que pareciera ser un problema incomprendido, a la altura del siglo XXI, lo que constituye un problema generalizado del que debe tomar cartas en el asunto padres de familia, educadores y el Ministerio de Educción.

Una de las medidas urgentes en el control de este problemas, es la eliminación de todo lo que contenga colorantes artificiales. Está comprobado que estos ingredientes en la ingesta de los niños contribuyen a que el niño hiperactivo se afecte aún más. El Estado debe proveer un equipo de sicólogos y siquiatras para que este problema sea controlado.

El otro grave problema es la desintegración familiar de la que se ha hablado hasta la saciedad por personas mucho más capacitadas en este menester y como consecuencia de esta, la mala alimentación que reciben los educandos en donde la irresponsabilidad de los padres constituye factor determinante.

Así son las cosas.

*Empresario.juramor777@hotmail.com

Lo Nuevo
comments powered by Disqus