19 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

La verdad

Los centenares de afectados por el jarabe tóxico que les dio la CSS merecen ser resarcidos por los daños causados, y quienes cometieron ...

Los centenares de afectados por el jarabe tóxico que les dio la CSS merecen ser resarcidos por los daños causados, y quienes cometieron el error que costó la vida a tantos panameños, deben pagar por su negligencia. Lo ilógico de la investigación del Ministerio Público es que primero presenta una vista fiscal incompleta que la Corte le rechaza y le ordena que amplíe y, luego, se afana en señalar culpable sin un sustento creíble. Exigimos la verdad, más no que se cometa otra injusticia solo para calmar la presión ciudadana. Está ya consignado el tránsito de la glicerina que luego se convirtió en dietilenglicol, desde el pedido hasta el recibo. Es obvio que ya hay responsables. Lo que queda es que las autoridades hagan frente al problema. Hay que indemnizar —y bien— a las víctimas por igual, aunque signifique millones de dólares. Eso es hacer justicia.