Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Decisión y acción

El Tapón del Darién no es para siempre; bajo su vida silvestre y vegetación, se esconden pobreza y violencia

El Tapón del Darién está desapareciendo. Lo hace paulatinamente, casi sin que sea una cuestión discreta. Los vestigios de la tala que han convertido esta barrera natural en una coladera son ya bastante visibles. La pregunta que circunda el ambiente es qué tanto van a esperar las autoridades para, de una vez por todas, darle camino a la apertura del tapón. ¿Por qué? Porque en el área existe abandono y subdesarrollo de sus habitantes, tanto del lado panameño como del lado colombiano, producto de la presencia de una serie de personas ajenas al lugar, como guerrilleros, extranjeros indocumentados, comerciantes y traficantes de maderas preciosas, entre otros, que se mueven bajo el manto de una selva espesa que les funciona como un enmascarador para ocultar sus malvivencias. Señores, el Tapón del Darién no es para siempre; bajo sus exuberantes y admiradas formas de vida silvestre y vegetación, se esconden pobreza y violencia, que quedarían fuera de circulación cuando sea construida una vía que una el sur con Centro y Norteamérica por carretera, abriendo posibilidades de comercio lícito y desarrollo de los lugareños. Es una decisión que debe tomarse, poniendo por delante el mejor interés y el progreso de una región que grita sus problemas, que se ahogan en la espesura de la selva darienita.