Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Un conflicto innecesario

Una alternativa para resolver el diferendo sobre Barro Blanco es crear un patronato que administre la hidroeléctrica

Todos sabemos las exigencias energéticas que tiene el país. Anualmente el crecimiento de Panamá exige, al menos, cien megas de energía. En ese sentido y, conociendo la situación que ocurrió en el quinquenio pasado, nos obliga a que la generación que venga de Barro Blanco sea vital para la demanda de energía que requiere la metrópoli en los próximos meses. Conocemos las inquietudes de los indígenas, pero ya no se trata de derechos individuales, sino del interés de todos. Consideramos que los pueblos originarios merecen ser atendidos, pero también es necesario que ellos comprendan las necesidades y el interés de la otra parte de la población panameña. Siendo un legítimo reclamo de los indígenas y una decisión tomada por el Gobierno que el Estado indemnizará a la empresa constructora, una alternativa para resolver el diferendo es que se nombre un patronato que administre la hidroeléctrica de Barro Blanco y que las utilidades que ella produzcan pasen a la Comarca Ngäbe Buglé. Así ha ocurrido en otras latitudes, ¿por qué no puede funcionar en nuestro país? Esta también puede ser una manera de que la sociedad en general empiece a ayudar a resolver parte de las necesidades de los ngäbes, en lugar de que sea solo a través del Gobierno central burocratizado.