La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

¡Bienvenidos peregrinos!

La JMJ permite reivindicar el país, luego de la humillante exposición mediática en grupo, de la que fue víctima Panamá con los mal llamados ‘Panama Papers'.

P anamá empieza a vivir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), donde miles de peregrinos de todo el mundo están llegando a este pequeño país para participar de esta megaactividad de la Iglesia católica. Pero lejos de lo que es la JMJ o de si se está a favor o en contra de la actividad misma, la llegada de esos miles de peregrinos es lo más oportuno que ha pasado al país en los últimos años. Con la JMJ se vende el Panamá positivo, el Panamá real, el Panamá del que están orgullosos los panameños. De hecho, la JMJ permite reivindicar el país, luego de la humillante exposición mediática en grupo, de la que fue víctima Panamá con los mal llamados ‘Panama Papers'. En pocas palabras, la JMJ puede lavar la cara de Panamá, ensuciada vilmente con los ‘Panama Papers', porque el ataque brutal y certero causó vergüenza a los miles de panameños en el extranjero. Los ‘Panama Papers' nos hicieron ver a todos los panameños como corruptos, como piratas, como los juegavivo de poca monta que le tapamos los negocios turbios a los extranjeros. Poco a poco se han ido desmontando estos inaceptables ataques contra Panamá. Con la JMJ, los peregrinos se toman fotos de ese Panamá hermoso y no de la sede de la firma que fue brutalmente atacada. Se toman fotos en cada rincón y las imágenes panameñas recorren el mundo de forma positiva. Si a esto añadimos las recomendaciones del New York Times y Vogue, que colocan a Panamá entre los mejores destinos turísticos de 2019, la imagen del Panamá positivo se multiplica. Ojalá que terminada la JMJ, el país aproveche la coyuntura. No caben más desaciertos con la imagen de Panamá y ojalá que así lo entiendan los políticos, ahora que arrecia la campaña de cara a las elecciones de mayo. ¡Bienvenidos peregrinos!