Panamá,25º

15 de Dec de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamáperiodistas@laestrella.com.pa

Entre Líneas

Salir de la caja

Nayib Bukele y Greta Thunberg se tomaron, literalmente, la 74 Asamblea General de Naciones Unidas, celebrada esta semana en Nueva York. La joven sueca Greta Thunberg, de 16 años, sacudió la apertura de la Cumbre del Clima en las Naciones Unidas, al acusar a los líderes mundiales de omisión y traición frente al cambio climático.

Nayib Bukele y Greta Thunberg se tomaron, literalmente, la 74 Asamblea General de Naciones Unidas, celebrada esta semana en Nueva York. La joven sueca Greta Thunberg, de 16 años, sacudió la apertura de la Cumbre del Clima en las Naciones Unidas, al acusar a los líderes mundiales de omisión y traición frente al cambio climático. “Nos están fallando. Pero los jóvenes están empezando a entender su traición”, advirtió Thunberg. Sus palabras han recorrido el planeta y críticos y admiradores debaten sus argumentos. En el caso del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, este, sencillamente, les dijo sus cuatro verdades a los líderes del mundo. En pocas palabras, les propuso salir de la caja y entender que la juventud de hoy no escucha los discursos acartonados que se dicen en esa Asamblea que lleva 74 años haciendo lo mismo. Propuso a la ONU renovarse y aprovechar la revolución digital para invitar a los jóvenes del mundo a que ayuden con nuevas estrategias para acabar con el hambre, la pobreza, la falta de alimentos, etc. Bukele, incluso, se tomó una selfi antes de empezar su discurso, para demostrarles que esa foto se vería más en las redes que todos los discursos juntos que se emitieron en la Asamblea. En los planteamientos de ambos, tanto Thunberg como Bukele, hay una coincidencia brutal. Y es que los líderes mundiales no están afrontando el futuro con seriedad: por un lado el problema real del cambio climático y, por el otro, las soluciones que se necesitan para resolver los mayores problemas del mundo, como el hambre y la desigualdad. ¡Eso es salir de la caja!