Temas Especiales

13 de May de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Algo no funciona

“Es […] prioritario cambiar el sistema político o estructurarlo de una forma que los pesos y contrapesos sean equilibrados”

Los países de América Latina tienen en común su sistema político. Pero algo no funciona, porque dejar el poder en América Latina es acabar en el banquillo de los acusados casi de forma automática. ¿Por qué sucede? El problema de los sistemas presidencialistas -que hasta ahora no han logrado que ningún país haya alcanzado el desarrollo pleno- es que no tienen los contrapesos debidos, porque el Ejecutivo siempre termina imponiéndose. La situación se agrava cuando el Ejecutivo controla el presupuesto total y subyuga a los demás órganos, el Judicial y el Legislativo, con lo que literalmente compra a sus miembros. Estas distorsiones en el propio sistema llevan a los gobernantes a trabajar por el aplauso. Regalan dinero, alimentos, materiales de construcción, etc., pero no entran a crear las estructuras elementales para saltar al desarrollo. La educación es un elemento fundamental, pero no tiene sentido educar bien al niño, si el adulto no encuentra el trabajo que satisfaga todas sus necesidades en su propio país. Y es allí donde los países quedan atrapados y se crea entonces el desasosiego y emergen los líderes de pacotilla prometiendo ser los salvadores, lo que lleva al círculo vicioso en el que estamos. Es por eso prioritario cambiar el sistema político o estructurarlo de una forma que los pesos y contrapesos sean equilibrados. Lo que no debemos es seguir viviendo en un país con un sistema que facilite la corrupción y hasta la promueva para poder mover la rueda y luego con gobernantes que terminen sentados en el banquillo de los acusados, porque el sistema no funciona. ¡Así de simple!