Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Entre Líneas

Servidor de la nación

El pueblo elige a sus líderes para que cumplan las promesas y resuelvan los problemas de la comunidad

La “renuncia” de un alcalde porque se eliminaron los gastos de representación es el claro ejemplo de cómo se entiende la política por parte de una gran cantidad de personas. El alcalde se acogió a una licencia sin sueldo, aduciendo que como se eliminaron los gastos de representación, a él no le conviene seguir trabajado como alcalde, porque gana más como médico privado. Entonces, ¿para qué se hizo elegir? Todo indica que el médico lo que quería era servirse de la nación y no servir a la nación. Su decisión raya en lo inmoral, porque ninguna persona lo eligió para que ganara más dinero, sino porque él prometió resolver los problemas de su distrito. Ahora resulta que solo se hizo alcalde porque le interesaba hacerse de un buen botín como alcalde. La conducta deleznable de esta persona debe ser motivo de un gran análisis en el país, porque la idea de representar un corregimiento o un distrito no es para que lucre con la cosa pública, sino para que ayude con las necesidades del pueblo que lo eligió. El problema es mayor, porque no es solo el alcalde de este distrito que piensa así; son cientos de políticos. ¿Y los invierten en sus campañas más de todo el sueldo que obtendrían en cinco años, con qué lógica lo hacen? Este es un claro ejemplo de que estamos eligiendo a la gente equivocada. ¡Así de simple!