Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Contrastes de 2011

H ubo de todo este año 2011, en especial las peleas verbales subidas de tono, más uno que otro de alto perfil social indagado. Esto me r...

H ubo de todo este año 2011, en especial las peleas verbales subidas de tono, más uno que otro de alto perfil social indagado. Esto me recuerda a un compañero de adolescencia que se fue a las famosas fiestas de la mejorana, claro que también trajo en el boletín unos fracasos y cuando el iracundo papá llegó del campo, le dio una soberana rejera, algo que en aquellos tiempos se podía, con una rama de palo de calabazo, como escarmiento y mientra lo azotaba le decía que si quería ‘Guararé’, él se lo daba. Esto mismo ocurre con algunos personajes que pasan buscando su ‘Guararé’ porque sienten que están por encima del resto de los mortales, montados en la cabalgadura de la impunidad hasta que caen en las voraces manos del sistema. A la gente le gusta esos merecidos y algunos de los periodistas junto con los resentidos de siempre, aupan para que el Ministerio Público saque la tajona y siga con el fiesto.

Viene el año 2012 con atojados ajetreos contra los viejos.

Ya la Universidad de Panamá, anuncio con aldabonazos. Lo mismo se dice sobre la jubilación de jueces y funcionarios del Órgano Judicial.

Los criterios que se esbozan sobre la oportunidad para los que vienen subiendo. En otras sociedades se aplaude a la experiencia y sabiduría, al extremos que dichos nombramientos son de por vida, mientras puedan realizar sus labores.

Se dio de todo. Hablaron y criticaron aquello del control previo, que en este ejercicio ejecutivo y legislativo se transfirió para el control posterior, sobre las compras y contrataciones públicas, lo mismo que con las compras directas, un asunto que pareciera que garantiza el orden en los desembolsos. Antes con toda la rigurosidad de la vigilancia de dichas erogaciones, siempre ocurrieron desfalcos, incumplimientos, abandono de proyectos, fraudes y todo lo demás, dicho en otras palabras, con todas aquellas vigilancias, los delincuentes hicieron de las suyas. Lo cierto es que de estos sobresaltos publicitarios nos alimentaron las noticias cada día del año 2011. Lo importante es que si se logra concluir con los trabajos, de todo esto es que quedarán las inversiones. Antes el Estado también se invertía pero las obras no se realizaban porque nos parece que nunca las vimos, o los presupuestos no se desembolsaban por la reclamadora entre los concursantes. Si vemos el sistema del metro bus, han aminorado las quejas y la gente los usan y los llena, pero la cosa tomará otro giro con el inexorable aumento del pasaje que se mantuvo bajo y subsidiado para que todos nos acostumbráramos. Lo importantes es verlos circular bien iluminados como una tienda de oferta y con un debido sistema de aire acondicionado.

El julepe de la basura y la incompetencia municipal dieron una batalla campal. Sentimos que el problema no se ha resuelto a nivel Nacional. No le hemos encontrado la fórmula para mantener las ciudades limpias. Los muertos por el veneno, las otras muertes por los bichos nosocomiales por una falta de asepsia por la que nadie se quiere responsabilidad, así ni burundanga y menos Bernabé aceptarán dicha responsabilidad.

La otra sempiterna pelea de los maestros y profesores con el Ministerio de Educación, que por ahora, están en mejorar el sistema educativo.

Lo otro es el agua lluvia y el agua potable, que han hecho crisis, lo primero con las incontenibles inundaciones por los aguaceros constantes en la capital y en otras partes del país. Agua que dice que nos manda la niña, pero por otro lado no hay agua suficientes para abastecer a la población y claro que la gente en su desesperación cierran ilegalmente calles e impiden que otros ciudadanos peregrinen con todo el derecho Constitucional que le cercenan. Otras de las cuestiones son las quejas de eficiencia del Idaan (que por cierto no dan nada) y ellos se han defendido con las excusas de válvulas, la deforestación, la falta de presupuesto, el mantenimiento de las plantas y el válgame Dios.

Los tranques han colmado paciencia, los usuarios vocinglean a todo pulmón, por un asunto que se reduce a muchos carros y pocas vías de circulación, la lo que sumamos la falta de cortesía en el manejo y de estacionamientos, con el guiso del desorden de la manad de taxi y buses que recogen y dejan a los pasajeros en media calle, pero eso no es todo, el reto de una considerable cantidad de conductores particulares que les importa un bledo con los demás. El asunto no lo resuelve la ponedera de boletas que de manera inmisericorde llueve sobre los resfriados conductores. Esto aumenta desconsideradamente la falta de tolerancia y paciencia. Ahora vienen con la amenaza del ‘Pico y Placa’.

La violencia extrema nos acaba. Esos crímenes de los chinitos es La Chorrera con la agravante denuncia de supuesta negligencia de la policía. Vivir en la zozobra que provocan los tiroteos, heridos y muertos, algunos inocentes y más si es por equivocación.

No hay justicia puesto que no se puede devolver la vida a una persona con la condena impuesta al ofensor. La otra delincuencia como los robos secuestros, extorsiones, delitos contra el patrimonio estatal y particulares y por supuesto que se ha violado el principio de inocencia publicitadamente planteada en el artículo 8 del Nuevo Código. Esto nos desesperanza sobre si se cumplirá el nuevo Código Procesal Penal promocionado con tanto entusiasmo.

ABOGADO Y PROFESOR