Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El lector de Julio Verne

La memoria es ‘el origen de toda identidad, el espejo donde contemplar el presente’. Presentamos la nueva novela de Almudena Grandes, qu...

La memoria es ‘el origen de toda identidad, el espejo donde contemplar el presente’. Presentamos la nueva novela de Almudena Grandes, que apuesta recuperar la memoria histórica.

Esta obra literaria me ha gustado muchísimo, es la segunda entrega de Episodios de una guerra interminable, una serie de seis novelas que la autora está preparando sobre el franquismo, que inauguró con Inés y la alegría.

El lector de Julio Verne es un homenaje al célebre jefe guerrillero Tomás Villén Roldán, Cencerro.

Intenta presentar los 25 primeros años de la dictadura desde la óptica de la resistencia, 40 años de dictadura no se pueden borrar.

El lector de Julio Verne está narrada con la inocencia de un niño de nueve años, Nino, hijo de un guardia civil, que nació y vivió en una casa cercana al cuartel de un pueblo de Jaén, hacia 1947.

Por las noches cuando escuchaba los gritos en el cuartel, a través de las paredes, le inventaba a su hermana atemorizada que eran películas, las delaciones, traiciones, gritos, torturas, palizas, allanamientos que sometían a los republicanos.

El protagonista está basado en un personaje real, Cristino Pérez Meléndez, catedrático de Psicología.

El eje de la novela son dos personajes sólidos, muy bien construidos.

Nino se mueve entre el amor por su padre y su amistad a Pepe el portugués, un forastero misterioso, íntegro, que envía frutas a su madre: lo introduce a doña Elena, su profesora de mecanografía.

Lo inicia en su pequeña biblioteca, le enseña la importancia que tienen los libros en su desarrollo, se convierte en una persona mejor, distinta, descubre su pasión por la literatura a través de las lecturas de Julio Verne, conoce otro mundo, su vida cambia.

Explora secretos, descubre que las cosas no son como parecen.

Profundiza su conocimiento del dolor del alma.

La mirada ingenua de Nino es testigo de los horrores de la guerra civil, lo rodea la pobreza extrema, acosos y abusos a las mujeres de los huidos, era preferible pasar por adúlteras.

La esposa de Cencerro estuvo presa por nueve años por admitir que su hijo era de su esposo.

Nino mantiene secreta su admiración por el audaz guerrillero, Cencerro, que dejaba propinas en billetes firmados.

Realiza que no quiere creer, para ser como su padre, sus enemigos no son los suyos.

Esta radiografía del terror encaja en el marco de acontecimientos históricos reales, vividos durante la guerra civil española en la sierra del Sur de Jaén, donde el movimiento guerrillero liderizado por Cencerro combatió a finales de los años 40, durante el trienio del terror.

Los personajes que intervinieron en la historia real, interactúan en la novela con personajes de ficción.

Grandes recupera la memoria histórica del miedo en que se vivía durante el franquismo, transcurre en una época y lugar donde el terror se usó de una forma deliberada y sistemática para estructurar la sociedad.

‘Las personas interpretan la realidad de acuerdo con sus propias ideas sobre lo que es bueno y lo que es malo, lo que desean, temen, lo que creen y detestan. Al hacerlo crean su propia realidad. Porque lo bueno y lo malo, no son lo mismo para todo el mundo’.

Rememora la represión durante la España de Franco, en esta novela de amor, aventuras, historia, terror, aprendizaje.

Utiliza la ambigüedad moral para tratar el mal, atesora infortunios morales y físicos. Sus personajes negativos tienen luz, el odiado coronel Miguel Sanchis amaba a su esposa discapacitada, le pintaba de rojo las unas de sus pie deforme, se suicida para proteger la guerrilla.

El terrorismo de Estado planificado era eficaz, se desconfiaba de todos. Los guardias civiles imponían miedo, tenían miedo, humillaban a la gente, se sentían humillados, eran odiosos, sentían la sombra del odio.

El lector de Julio Verne, La guerrilla de Cencerro y El trienio del terror, Jaén, Sierra Sur, 1947-1949. Almudena Grandes Tusquets. Barcelona, 2012, 418 páginas.

PSICÓLOGA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.