Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El ejemplo que perdura

El primero de Mayo es el ‘Día Internacional de los Trabajadores’, conmemorando la gesta de lucha del movimiento obrero.

El primero de Mayo es el ‘Día Internacional de los Trabajadores’, conmemorando la gesta de lucha del movimiento obrero.

Desde su establecimiento en la mayoría de los países por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los mártires de Chicago, quienes fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de Mayo de 1886 y su punto álgido el 4 de mayo en los acontecimientos de Haymarket.

Obreros y dirigentes sindicales, fueron llamados a juicios. El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedaron en ocho. Las irregularidades en el juicio fueron muchas, violándose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión (Samuel Fielden, Oscar Neebe y Michael Schwab) y cinco a la horca (Georg Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons, August Vincent Theodore Spies y Louis Lingg).

José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires, reportaba: ‘... salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: ‘la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora’. Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...’.

El Crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. El Pecado cometido por los obreros, ‘luchar por la jornada de ocho horas, hacer valer la máxima: ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa’.

Como dijera Eduardo Galeano, llama la atención que en Estados Unidos no se conmemora la gesta, ni exista ningún monumento que haga referencia a la misma.

Hoy, debemos inspirarnos en toda esa fuerza moral de los mártires obreros, para barrer con este sistema de opresión y sus instituciones carcomidas por la corrupción y la inmoralidad.

La clase obrera panameña está sumida en informalidad laboral, bajos salarios, niveles alarmantes de pobreza, inseguridad laboral. En pleno siglo XXI, se nos restringe el ya limitado derecho a la sindicalización, consagrado en la Constitución y en acuerdos internacionales. En Panamá es flagrante la violación a este derecho, lo que se constituye en una restricción más a la libertad y la democracia.

Sincero homenaje a los mártires obreros de Chicago, a los mártires de la clase obrera panameña, y especial reconocimiento a nuestros compañeros del Suntracs caídos en la lucha: Yito Barrantes, Rufino Frías, Osvaldo Lorenzo, Luiyi Argüelles, Al Iromi Smith y Eustaquio Méndez.

El pueblo panameño y la clase obrera, caminaremos este 1 de Mayo a partir de las 4:00 p.m., desde el Parque Porras, a exigir aumento general de salario, control de precios, trabajo decente, respeto al derecho de sindicalización, cumplimiento de las normas de seguridad ocupacional, y contra la moratoria a los patronos que retienen ilegalmente la cuota a la seguridad social, contra los despidos en el sector público y contra la corrupción y la impunidad.

En memoria y recuerdo de los Mártires lanzamos con fuerza nuestras emblemáticas e históricas consignas: ¡Sin Luchas No Hay Victorias! y ¡La Pelea es Peleando!

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.