Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Subsidio para la canasta básica de alimentos

P anamá es la nación de América Latina que más crecimiento económico tuvo en el 2012: un 10.5% con relación al año anterior, en los años...

P anamá es la nación de América Latina que más crecimiento económico tuvo en el 2012: un 10.5% con relación al año anterior, en los años 2011 y 2012 acumuló un crecimiento de 21% y la CEPAL (Comisión Económica para América Latina) prevé un crecimiento del 7.5% para el 2013.

Sin embargo, el país tiene una deuda pública contractual de 42% del Producto Interno Bruto (PIB), tenemos una inflación del 6% y un desempleo del 5%, el salario mínimo en la región 1, tuvo un incremento del 15%, quedó en B/ 439.00 y en la región 2 un 18%, quedó en B/ 490.00.

La pobreza afecta a 1,015,000 ciudadanos, que representan el 37.15% de la población total del país; de este gran total, más de medio millón vive en condiciones de pobreza extrema o indigencia, es decir, no logra suplir sus requerimientos nutricionales mínimos, aún si asignase todos sus recursos al consumo de alimentos. La pobreza se concentra en el área rural, aproximadamente 76% de todos los pobres y casi 88% de la población, ya que en pobreza extrema residen en estas áreas, incluidas las indígenas. Tenemos una fuerza laboral de 1,570,000, el 50% de la misma gana menos de B/500.00 al mes. Somos el segundo salario mínimo más alto de Centroamérica y el menor poder adquisitivo de la región. El salario actual no logra cubrir las necesidades de la población, porque mientras aumenta el costo de la vida, en todos los aspectos de sobrevivencia, el aumento salarial se hace solo en base al costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA). El costo de la canasta básica familiar de alimentos se acerca cada vez más al salario mínimo promedio que se paga actualmente y que durante la última revisión se estableció en $432.64.

En noviembre pasado (2012), la CBA costó $316.31, un incremento de $15.48 o 5.1% más que hace un año, cuando el precio era de $300.83. Después de restar del salario mínimo promedio el costo de la canasta básica alimenticia, solo quedan disponibles $116.33 para cubrir otros gastos como pago de energía, agua, vivienda, transporte y vestido, entre otros.

Si en una familia solo labora una persona que devenga salario mínimo, el costo de la canasta básica absorbe prácticamente el 73% y el ingreso restante serviría para cubrir otros gastos.

La CBA comprende un total de 50 productos, que al terminar el 2012, tenía un costo de B/ 314.00. La medida adecuada para hacer frente al aumento del costo de la canasta básica, no es congelar los precios de los alimentos, sino hacerle llegar a este sector ciudadano un subsidio, que puede ser un 15% del valor de la CBA, que le permitirá aumentar su poder adquisitivo y tener un mejor control sobre la CBF. Este subsidio irá hacia los que ganan menos del salario mínimo, hasta un salario mensual de B/ 600.00. Estos conciudadanos podrían recibir, mensualmente, un subsidio de B/ 47.10; que le permitirá aumentar sus gastos en educación, transporte, cultura y otras actividades pertenecientes a la Canasta Básica Familiar (CBF). Del total de ocupados (1,553,187 personas), existen 745,529 ciudadanos panameños, ubicados dentro de nuestra fuerza laboral, que reciben un salario por debajo de B/ 600.00; es decir, son estos panameños a los que se otorgaría un subsidio de la canasta básica de alimentos (CBA) de B/ 47.10 mensual. Estos 745,529 panameños recibirían mensualmente B/35,114,415 como subsidio de la canasta básica de alimentos (CBA); lo que equivale a B/ 421,072,990 anual. Este es el carácter fundamental de este Anteproyecto de Ley ‘Subsidio para la Canasta Básica de Alimentos (CBA)’, con el fin de que disminuyamos la brecha entre los poseedores de las riquezas nacionales y los marginados; le demos nuevas alternativas de demanda a este gran sector de nuestra población y hagámoslos partícipes activos del grandioso crecimiento económico. Recordemos que ellos también son panameños y merecen un mejor bienestar social.

DIPUTADO DE LA REPÚBLICA.