Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El ático

FIRMAR SIN LEER Cualquier ciudadano demasiado confiado, por no decir despistado, podrá dar testimonio de que en alguna ocasión lo han so...

FIRMAR SIN LEER Cualquier ciudadano demasiado confiado, por no decir despistado, podrá dar testimonio de que en alguna ocasión lo han sorprendido al firmar sin leer un documento que le presentan como ‘un mero requisito’. Esto no se debe hacer, por más cierto que sea que no le guste leer y que ese disgusto se agrande por el tamaño mínimo de las letras (el cual parece a propósito, para desanimar al interesado). En la vida privada puede o no ocasionarnos problemas más adelante, no trasciende, si se trata de contrapartes que cumplen con sus responsabilidades. Pero cuando se trata de asuntos de Estado, es inaceptable que quienes actúan en representación del PUEBLO, firmen leyes, decretos, resoluciones, convenios internacionales y demás SIN LEERLOS... O SON SOLO EXCUSAS por las constantes ‘metidas de pata’... o los gobiernos necesitan ‘lectores de oficio’ para evitar ser sorprendidos y después tener que echar para atrás. LEAN ANTES DE FIRMAR, ¡es parte de su trabajo!