Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Molinos de viento en Coclé?

¿Molinos de viento? Eso fue lo primero que me pasó por la mente cuando vi por primera vez las gigantescas torres eólicas que se están in...

¿Molinos de viento? Eso fue lo primero que me pasó por la mente cuando vi por primera vez las gigantescas torres eólicas que se están instalando en Los Llanos de Coclé, para generar energía eléctrica.

También recordé aquellos altaneros gritos del Quijote: ‘No fullais viles y cobardes, que el caballero que os acomete es uno solo’ y hasta me vi jubiloso entre los buscadores de mejor vida y fortuna como Sancho, seguro que en la tierra del Cholo Victoriano ya sea en el dormitorio de la india del Valle de Antón, en las playas de Juan Hombrón o en el cerro La barreta de las minas de La Pintada, el hidalgo nos dará por fin, algo parecido a la prometida ínsula de Barataria.

Más de 500 coclesanos están trabajando en el montaje de 110 torres, que serán autogeneradores de energía eléctrica. El parque eólico Penonomé es el primero que tendrá Panamá y que será el mayor en américa central. No me consta, pero por ahí se habla de que vienen seis proyectos más para Panamá y que cinco se instalarán en varios puntos de la provincia a saber: Antón, Chirú, El Coco y Los Llanos. Por ahora este parque, que tendrá 110 torres, es una inversión española de 440 millones de dólares y que generará entre el 6 % y 7 % de la energía que demanda el Estado panameño.

Saliendo de Penonomé hacia Natá de los Caballeros, exactamente desde la servidumbre que está entre la Interamericana y la casa de citas ‘Tu y Yo’ (también de españoles), se pueden apreciar las primeras torres. Estas enormes aspas reaparecen en el firmamento, prometiendo ser un atractivo turístico.

Ya tengo redactado el permiso al MOP para poner un puesto de batidos con alquiler de banquillos y binoculares para que los turistas se detengan en el lugar y observen a estos gigantes blancos, pues llaman mucho la atención de automovilistas y pasajeros que por allí son transportados.

Las corrientes de aire que pasan por Coclé no tienen pausa, sobre todo en la época seca, precisamente cuando los ríos de las hidroeléctricas bajan su caudal. Debemos tener en cuenta que esta empresa se ha comprometido a vender la energía a Panamá a un buen precio, cosa que redundará en nuestra economía, si no abandonamos el campo .

*ESCRITOR COSTUMBRISTA.