Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Lo constitucionalmente correcto

F inalmente, se anunció que la primera dama de la República será la candidata a vicepresidente por el oficialismo. Dicha designación, co...

F inalmente, se anunció que la primera dama de la República será la candidata a vicepresidente por el oficialismo. Dicha designación, como todo tema polémico, ha generado las siguientes posiciones: quienes sostenemos que esta designación es contraria a la Constitución y quienes consideran que no.

Estos últimos fundamentan su posición en un argumento muy simple: según nuestro ordenamiento jurídico los cónyuges no son pariente entre sí. Entonces, el impedimento que establece el artículo 193 de la Constitución, que prohíbe que los parientes del presidente, dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, puedan ser elegidos al cargo de vicepresidente, no le es aplicable al cónyuge del presidente. De ahí que la primera dama sí puede ser elegida a este cargo.

Esta posición pasa por alto un aspecto muy elemental, que lo regulado en el artículo 193 de la Constitución no trata de un problema de parentesco, así de sencillo. Este alude a otra clase de problema que exige otro tipo de enfoque.

¿Cuál es el tema que regula el citado artículo y cuál es la finalidad del mismo?

En éste se regula una problemática que tiene que ver con la continuidad en el ejercicio del poder y, su finalidad, es impedir que el núcleo familiar más cercano al presidente continúe en ejercicio del poder vía la Vicepresidencia. ¿En ese núcleo familiar cercano al presidente está incluido su cónyuge? Definitivamente que sí.

¿En qué basamos esta afirmación? En el hecho de que los cónyuges constituyen una familia, son éstos, al contraer matrimonio, quienes dan inicio a una familia y, con ello, establecen el núcleo alrededor del cual se va a estructurar su grupo familiar. ¿De dónde sale eso de que los cónyuges son una familia? Pues, de la Constitución, cuando en su artículo 57 establece: ‘El matrimonio es el fundamento legal de la familia’. ¿Cuál familia? La que surge de la pareja que, al contraer matrimonio y convertirse en cónyuges, constituyen una familia.

Por tanto, y por paradójico que parezca, si bien los cónyuges, desde el punto de vista legal, no son parientes entre sí, sí son familia desde la óptica constitucional.

¿Cómo queda constituido el núcleo familiar más cercano que surge de ese matrimonio? Con los propios cónyuges, los padres de los cónyuges, los hermanos de éstos, sus hijos, tíos y sobrinos. Con respecto a los cónyuges, unos serán parientes consanguíneos y otros serán por afinidad, siendo éste ese núcleo familiar cercano entre sí y con respecto a los cuales, al ser uno de ellos presidente de la República, no se quiere una continuidad en el ejercicio del poder.

En concreto, si bien expresamente en el artículo 193 de la Constitución no se alude al cónyuge del presidente, de lo que no hay duda es que el mismo sí está comprendido en el núcleo de familiares cercanos a éste y, por consiguiente, sí le es aplicable el impedimento que establece tal artículo, en cuanto a que no puede ser elegido a vicepresidente.

Si entre los parientes que expresamente se señalan como impedidos para ser elegidos vicepresidente, están los que quedan comprendidos dentro del segundo grado por afinidad, los suegros y cuñados, y si tal parentesco surge por razón del matrimonio contraído entre los cónyuges, resultaría todo un contrasentido sostener que, el suegro o cuñado del presidente no pueden ser elegidos vicepresidente, pero sí su cónyuge. Esto nos lleva a tener que preguntarnos, ¿cuál es el familiar más cercano del cónyuge? No cabe duda que su cónyuge. No son sus padres, suegros, cuñados, hijos, sobrinos o tíos, es su cónyuge, así de simple. Y si la Constitución no quiere la continuidad en ejercicio del poder de los familiares cercanos del presidente y, si entre ellos están sus hijos, padres, suegros, cuñados, hermanos, tíos y sobrinos, con mayor razón está su cónyuge, por ser éste su familiar más cercano. De todos los que constituyen el núcleo familiar del presidente, el más cercano de todos es su cónyuge.

¿Por qué se ha establecido el impedimento consistente en que los integrantes del núcleo familiar cercano al presidente de la República no puedan ser elegidos a vicepresidente? Porque el gobierno de nuestro Estado está configurado como una República y la concepción de este tipo de gobierno significa que la gestión en la administración del Estado y del ejercicio del poder no es algo que competa a unos pocos, a unos cuantos ni a unos muchos, sino a todos los que componen la nación panameña.

Es por lo que se establecen normas como las previstas en el artículo 193 de la Constitución, para impedir que la administración de lo que es de todos, para que el ejercicio del poder del Estado, no quede controlado ni concentrado en manos de un grupo familiar. De ahí que, así como a quien está ejerciendo la Presidencia de la República se le prohíbe que se pueda reelegir de manera inmediata por dos periodos presidenciales, también a su núcleo familiar más cercano se le impide ser elegido para ocupar los altos cargos del Ejecutivo en el periodo inmediato al que ocupa su familiar como presidente. Y de dicho núcleo familiar no queda excluido el cónyuge del presidente, máxime cuando se trata del familiar más cercano a éste.

Se viola la Constitución, por ende, con la designación de quien, siendo cónyuge del actual presidente, se le designa como candidata a la Vicepresidencia.

EX SECRETARIO GENERAL DE LA PGN.