Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Un nuevo año académico para la UP

Un nuevo año académico propicia la renovación de metas individuales y colectivas de la comunidad universitaria, máxime cuando en este 20...

Un nuevo año académico propicia la renovación de metas individuales y colectivas de la comunidad universitaria, máxime cuando en este 2014 coinciden la conmemoración del cincuentenario de los hechos patrióticos de enero de 1964, el centenario de nuestro Canal y las expectativas que generan las elecciones nacionales.

Hace 50 años una generación de jóvenes y adultos protagonizó gloriosos actos patrióticos, que dieron inicio a una nueva fase de la historia de nuestro país. Una de las mejores formas de emular este digno pasado, es rescatar la memoria histórica y restablecer la cátedra de Historia de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos.

Este es un año de afirmación nacional, porque también celebramos los 100 años de funcionamiento del Canal de Panamá, patrimonio que nos pertenece a todos y que nos costó sacrificio, sangre y vidas. Por eso los panameños debemos unirnos en defensa del Canal de Panamá frente al chantaje de empresas transnacionales e intereses foráneos, en el entendimiento que se defiende el interés nacional ante el conflicto de la ampliación del Canal.

Dentro de pocos días acudiremos a las elecciones del 4 de mayo, las que determinarán el rumbo del país más allá del período presidencial de cinco años. Pese a la pobre campaña electoral con propuestas a largo plazo y con poca visión de país, los ciudadanos estamos obligados a depositar un voto informado y responsable. Lamentablemente la Universidad de Panamá no ha jugado el papel que le corresponde en esta coyuntura, dado que su misión de ser conciencia crítica y propositiva de la nación ha sido desestimada, cediéndole este rol a otras universidades e instituciones.

A lo interno de nuestra Universidad, debido al agotamiento de su modelo de gestión, son muchos los problemas que confrontamos. En los últimos meses la evaluación del desempeño de docentes y administrativos ha causado molestias, debido a que no existen manuales de procedimiento para su implementación y no hay claridad en algunos de los puntos a evaluar. Desde un inicio, hemos propuesto que el Reglamento de Evaluación por Resultados de los docentes sea revisado integralmente. De la misma forma, el reglamento de evaluación de los administrativos debiera rectificarse, a fin de evitar que las evaluaciones se conviertan en instrumentos de persecución.

Deploramos el acto de destitución del Lic. Ricaurte Paz (funcionario de 27 años de excelente servicios en la institución), acusado injustamente de ser el creador de volantes anónimas contra la administración de la Universidad. Exigimos se respeten los derechos del Lic. Paz y se reconsidere la medida, que no solo lastima a este funcionario, sino que perjudica la imagen de la Universidad de Panamá. Actos como este y otros que se han dado, le podrían costar a la Institución el pago de cuantiosos resarcimientos económicos por violaciones al debido proceso y a los derechos de los imputados. Pagos que le tocará cumplir a la próxima administración.

Pareciera que la táctica para continuar con el control de la institución, estuviese basada en métodos disciplinarios, para que los universitarios se sientan inseguros en sus puestos de trabajos. Sigamos adelante, no nos dejemos intimidar ni amedrentar, ya que el futuro está en nuestras manos, si así nos lo proponemos.

CATEDRÁTICO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ.