Enfermos crónicos contra orden del Ministerio de Salud

Actualizado
  • 27/04/2016 02:00
Creado
  • 27/04/2016 02:00
Los afectados por enfermedades crónicas pidieron la derogación del decreto 1655, que prohibe a la CSS fijar sus propias reglas para comprar medicinas

La Federación Nacional de Asociaciones de Pacientes con Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas (Fenaeccd) protestaron contra un polémico decreto del Ministerio de Salud que prohíbe a la Caja del Seguro Social exigir certificaciones fuera de la Ley 1 de Medicamentos a la hora de hacer compras.

Ema Pinzón, presidenta de la Fenaeccd, aseguró que con el decreto 1655, firmado el año pasado por el ministerio (Minsa), el Seguro Social estaría impedido de adquirir medicamentos aprobados por los reguladores estadounidenses y europeos.

‘Lo que queremos es que los medicamentos de alto riesgo cuenten con certificaciones de calidad y de uso comprobado, sean genéricos o innovadores', agregó.

INTEGRANTES DE FENAECCD

La conforman 12 grupos de pacientes con enfermedades crónicas

Este conflicto ha complicado el abastecimiento de medicamentos en las entidades de salud de la CSS, que mantiene en vilo a los pacientes de enfermedades crónicas. El Minsa y la Procuraduría de la Administración aseguraron que el Seguro Social no podía ir sobre la Ley 1 de Medicamentos.

Danilo Martínez, director Nacional Servicios de Salud de la CSS, dijo que quitaron los requisitos solicitados para apegarse a la ley.

‘Pero ellos han puesto algunas reclamaciones legales que estamos en espera de que se resuelvan', agregó Martínez.

Aun así, los pacientes con enfermedades de salud mental, hemofilia, artritis, y leucemia protestaron ayer en plaza Catedral por soluciones. Todos, vestidos con una camiseta de color negro, reclamaban que la ‘vida no tiene precio'.

Su objetivo era entregarle una carta al presidente de la República, Juan Carlos Varela, en la que pedían abastecimiento de medicamentos, de buena calidad y de eficacia comprobada.

Pinzón fue atendida por un representante de la Presidencia a quien le entregó la carta de los miembros de la federación que representa.

‘Hemos comprobado que los medicamentos certificados no se pueden cambiar, porque muchos han vuelto a ser hospitalizados', relató, por su parte, Javier Bonner, vocero de los pacientes de salud mental.

‘No queremos ser conejillos de indias y no queremos que jueguen con nuestra salud', recalcó Zuzette Chacón, paciente de hemofilia.

‘Hace una semana fui a la CSS a buscar mi medicamento, que debo tomar todos los días, dos pastillas y no hay. Me comuniqué con mi hematóloga y dijo: ‘si no hay, qué vamos a hacer'. En las farmacias privadas 60 pastillas cuestan $7,700', dice Jamileth Martínez, una joven de 26 años paciente con leucemia mieloide crónica.

Martínez fue diagnosticada a los 23 años, en su quinto mes de embarazo de su segundo hijo.

Los pacientes de la CSS aseguran que con la disputa con el Ministerio de Salud por las normas para la adquisión de medicamentos de alto reiesgo se evidenció una contienda por beneficiar a algunas compañías farmacéuticas.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus